Brote en África

El inquietante resurgir del virus del Ébola

  • La OMS desestima el alcance del nuevo brote y Médicos Sin Fronteras cree que "no hay precedentes".

Su nombre proviene del río Ébola, en la República Democrática del Congo, que baña las aguas de donde la localidad de Yambucu, donde fue identificado por primera vez en 1976 durante una epidemia. Un nuevo brote en Guinea ha alcanzado a 134 personas y ha provocado 84 muertes, según las últimas cifras. Además en las últimas 48 horas se han confirmado dos personas afectadas en Liberia. La Organización Médicos sin Fronteras ha considerado esta epidemia como un brote "sin precedentes" aunque la Organización Mundial de la Salud no ha estimado que exista especial virulencia y cree que los patrones son similares a brotes anteriores. Concretamente, el anterior fue en 2011 en Uganda con una sola persona afectada que falleció. En 008 la República Democrática del Congo padeció el conocido como Ébola de Zaire que alcanzó a 32 personas provocando 14 fallecimientos. Previamente, en 2007, en Uganda, tuvo lugar un brote de Ébola Bundibugyo, que alcanzó a 149 personas ocasionando 37 defunciones. Ese mismo año en la República Democrática del Congo el Ébola de Zaire afectó a 264 personas y provocó 187 muertes.

El número de personas muertas por el ébola asciende a 84 en Guinea Conakry, según las cifras de Médicos Sin Fronteras (MSF), que está trabajando en ese país para frenar la epidemia. "Cualquier brote de ébola es de gran preocupación, pero necesitamos ser muy prudentes. Por ahora lo que vemos son casos esporádicos, no podemos hablar de epidemia", señaló en rueda de prensa Gregory Hartl, portavoz de la OMS.

Por su parte, La organización Médicos Sin lronteras (MSF) afirmó ayer que el actual brote en Guinea Conakry es "sin precedentes". "Hasta la fecha, las autoridades sanitarias guineanas han informado de 134 casos sospechosos y 84 muertes", precisó la organización humanitaria en un comunicado emitido desde la capital guineana, Conakry. Asimismo, Cruz Roja ha activado sus Unidades de Emergencia en Guinea Conakry por el avance del Ébola y está reforzando la preparación de sus voluntarios para llevar a cabo acciones de sensibilización y prevención con la población.

"La gente no ha experimentado nada como esto antes, ni en Guinea ni el resto de la región del África Occidental", explica el responsable del Departamento de Salud de la Cruz Roja de Guinea, el doctor Facely Diawara. Según precisa, el Ébola es una nueva enfermedad en esta región y, dada su alta capacidad de infección y contagio, contribuye "al miedo y al estigma" sobre este virus y las pe rsonas afectadas. Por otro lado, "nuestros esfuerzos se centran en contener la epidemia, lo que se lleva a cabo mediante la detección de los enfermos y su aislamiento del resto de la población", señaló Anja Wolz, coordinadora de emergencia de MSF en Conakry. Según Wolz, "aunque no hay cura para esta enfermedad, se puede reducir su alta mortalidad abordando los síntomas". MSF recuerda que el brote que azota a ese país es "la cepa de Zaire del virus del ébola", que puede alcanzar un índice de mortalidad de hasta el 90 por ciento. Sin embargo, los pacientes que reciben asistencia médica tienen "entre un 10 y un 15 por ciento más de posibilidades de sobrevivir", señaló Michel Van Herp, epidemiólogo de la organización presente en Guinea. El brote se ha extendido a Liberia, donde exámenes clínicos han confirmado dos casos. En Sierra Leona, que como Liberia es fronteriza con Guinea Conakry, se han identificado dos casos sospechosos y en ambos casos los enfermos murieron.

El virus del ébola se transmite por contacto directo con la sangre y los fluidos y tejidos corporales de las personas o animales infectados. El ébola, que ha causado numerosas muertes en África en los últimos años y es una amenaza para la salud global, es considerado asimismo como un posible agente de guerra biológica. Plan Internacional subraya que la prevención e higiene en las escuelas así como la información a la población local son fundamentales para contener el brote de Ébola que continúa propagándose en algunos países de África Occidental.

"Los países afectados tienen un bajo Índice de Desarrollo Humano y enfrentan severas dificultades por los frágiles sistemas de salud y saneamiento que tienen. Si el Ébola continúa extendiéndose sin una prevención activa, podría sobrepasar fácilmente su capacidad de reacción, que ya está alcanzando sus límites", asegura la directora de Plan Internacional en España, Concha López. Hasta el momento se han producido 83 muertes en Guinea, algunas de ellas en la capital, Conakry. También en Liberia, país vecino, se ha confirmado una muerte por Ébola. Ante esta situación, la ONG insiste en que la información adecuada y oportuna puede salvar vidas pues, aunque no hay vacuna ni cura para el Ébola, hábitos como lavarse las manos pueden contribuir a detener la infección y su propagación.

"Debemos actuar rápidamente para asegurarnos de que la información correcta llega a las comunidades de los países afectados sin más demora", señala el director regional de Plan Internacional para África Central y Sudoccidental, Adama Coulibaly, al tiempo que alerta de los "rumores equívocos" que abundan en las zonas afectadas y "dificultan la respuesta del gobierno y de los organismos humanitarios".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios