sevilla - las palmas | Sala de prensa

Berizzo: "Ganamos de tanto insistir"

  • El entrenador del Sevilla destaca la labor defensiva del equipo y elogia la actuación de Jesús Navas

  • "Me gusta no depender de nadie, que vayamos todos a una"

Berizzo observa el partido desde la zona técnica Berizzo observa el partido desde la zona técnica

Berizzo observa el partido desde la zona técnica / A. Pizarro

La sonrisa volvió a copar el rostro de Eduardo Berizzo, que sufrió desde la zona técnica hasta que Jesús Navas marcó el 1-0 para regocijo del Sánchez-Pizjuán.

"Estoy muy contento con el partido que hizo el equipo. Presionamos a un rival que prácticamente no nos hizo daño, y sujetamos a un atacante complejo como Calleri", resumió el entrenador del Sevilla en la sala de prensa.

Berizzo lo tuvo claro: "Ganamos de tanto insistir y de tanto ir a la portería rival. Nuestro mérito fue la insistencia y la perseverancia. Así encontramos nuestro premio".

Pese a la lógica alegría que imperaba en el vestuario sevillista, Berizzo no obvió algunas de las carencias de su equipo, como por ejemplo "las dificultades para llevar la pelota de un costado al otro durante la primera mitad" o "la falta de puntería en algunas ocasiones". Y preguntado por la mejor faceta desplegada por los suyos, no dudó: "Defendimos muy bien a jugadores muy eléctricos y eso nos dio tranquilidad".

Lógicamente, Berizzo se dejó llevar por la euforia que embargó Nervión, aunque la compaginó también con la cautela, sabedor de que aún queda mucha tela por cortar esta temporada. "Ganar es importante, pero no nos puede distraer de lo que tenemos que corregir. Hay que mantener la solidez, soltar fútbol hacia delante y hacer daño, porque eso también es una muestra de poder", aseguró.

Aunque el técnico del Sevilla prefiere hablar siempre de colectivo -"me gusta no depender de nadie y que vayamos todos a una, que el talento esté al servicio del equipo", sintetizó-, el gol de Jesús Navas se llevó gran parte de sus aplausos y elogios: "Jesús contagia una energía positiva a su alrededor fantástica, más allá de lo que produce futbolísticamente, que es mucho. Da gusto entrenarlo, sigue siendo un niño con una pasión extrema por jugar, y por eso debe ser el reflejo de todos los canteranos del club".

Si Jesús Navas cumplió su partido 400 con el Sevilla, Berizzo también estuvo de celebración, en su caso al alcanzar los 300 como técnico. Pero el argentino restó importancia a la cifra. "No sé si eso significa que soy más viejo... -bromeó-, lo que está claro es que no me falta el trabajo", dijo.

Y en esa trayectoria, un rasgo lo ha acompañado desde sus inicios. "Siempre soy optimista e imagino que me va a ir bien en mis equipos. Sé que vendrán dificultades, pero hay que estar preparados y cargarse de energía positiva. Trabajar la fortaleza anímica es fundamental para conseguir los objetivos", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios