Sevilla

La juez abre diligencias para investigar la denuncia de la Fiscalía a José Castro por presunta apropiación

  • El Ministerio Público solicitó que se investigue al presidente del Sevilla por el uso irregular de la cuenta del club, de la que habría empleado más de 118.000 euros "en su propio beneficio"

El presidente del Sevilla, José Castro El presidente del Sevilla, José Castro

El presidente del Sevilla, José Castro / José Ángel García

Comentarios 1

La titular del juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla, Cristina Loma, ha abierto unas diligencias previas para investigar la denuncia presentada por la Fiscalía de Sevilla contra el presidente del Sevilla Fútbol Club, José Castro, por presuntas irregularidades en el uso de la cuenta de representación de la entidad, de la que dispuso "en su propio beneficio" de diversas cantidades de dinero por un importe global de 118.629,12 euros que, no obstante, ya han sido devueltas a la entidad.

La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, presentó el pasado 9 de enero la denuncia en los juzgados y, por turno de reparto la investigación ha correspondido al juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla. Fuentes del caso han confirmado a este periódico que la juez ya ha abierto diligencias previas, en concreto las 170/18, y a partir de ahora la magistrada está analizando la denuncia para decidir si debe recabarse alguna documentación del club antes de practicar otras pruebas, entre ellas la declaración del propio denunciado, el presidente sevillista.

En la denuncia, el Ministerio Público considera que los hechos pueden ser constitutivos de un delito societario, en su modalidad de administración desleal, o bien de apropiación indebida. El Ministerio Público explica en el relato de hechos que el presidente del Sevilla mantenía esa cuenta de representación, que es "una especie de cuenta de débito, con su correspondiente reflejo en el libro mayor de la sociedad, a través de la cual disponía de fondos del club para sus atenciones personales".

De acuerdo con la denuncia presentada por el abogado Agustín Martínez Becerra, propietario de dos acciones del Sevilla, y tras el examen de la cuenta, la Fiscalía detectó entre los años 2013 y 2017"distintas extracciones de dinero sin justificación alguna". El Ministerio Público cita expresamente una transferencia a una sociedad de la que José Castro es gerente-administrador por importe de 50.000 euros, realizada el 10 de junio de 2015, así como distintos gastos por "viajes, al parecer de tipo personal", siendo llamativo para la Fiscalía un cargo de 34.228,12 euros de un viaje a Santo Domingo -fechado el 17 de marzo de 2014-; otro viaje al mismo destino por importe de 4.401 euros el 1 de octubre de 2014; y otras extracciones de dinero "sin indicación de su destino" por un importe aproximado de 30.000 euros, según recoge la denuncia de la Fiscalía.

En total suman esos más de 118.000 euros, unos cargos en dicha cuenta que la Fiscalía considera que "exceden de lo que podría ser una práctica lógica y consentida por gastos de representación atendida a su condición de presidente de la sociedad deportiva".

Castro devolvió el dinero mediante dos cheques el 15 de septiembre de 2017 y según la Fiscalía "no existe constancia" de que haya un acuerdo de la junta de accionistas o del consejo de administración de la sociedad sobre la "existencia y régimen de funcionamiento de estas cuentas de socios, si bien el propio consejo de administración de la entidad deportiva, con fecha 11 de septiembre de 2017, aprobó un protocolo escrito sobre el funcionamiento a partir de esa fecha de tales cuentas".

En cualquier caso, sostiene el Ministerio Fiscal, los movimientos de la cuenta del denunciado "van mucho más allá de lo permitido en el acuerdo tácito de la existencia de tales cuentas, pensadas quizás para gastos de directivos en desplazamientos del club, compras de material deportivo, regalos, etcétera, en la tienda oficial, ya que existen auténticas disposiciones de dinero ajenas a cualquier actividad relacionada con el club o con gastos de desplazamiento o representación".

En cuanto a la calificación jurídica de los hechos, la Fiscalía entiende que inicialmente podrían ser constitutivos de un delito de administración desleal del artículo 252 del Código Penal, por cuanto en la conducta del denunciado "concurren todos y cada uno de los elementos típicos de dicho delito, ya que por su condición de presidente del consejo de administración del club tenía facultades de gestión de los bienes de éste".

Así, concluye que existen "indicios racionales para pensar que dispuso en su propio beneficio de dinero que integraba un patrimonio ajeno para atender sus propias necesidades particulares, incurriendo en una especie de gestión desleal típica en nuestro Código Penal, aun cuando en la actualidad haya reintegrado el dinero, lo cual podría tener sus efectos en la eventual apreciación en su caso de una circunstancia atenuante de su responsabilidad criminal".

La denuncia del abogado también incluía la inscripción a su nombre de tres acciones del club que habían sido adquiridas supuestamente tras el fallecimiento de su anterior propietario, hechos que podrían constituir una falsedad que la Fiscalía pide al juzgado que "investigue y compruebe".

Por último, la Fiscalía no aprecia delito en otro hecho denunciado, en relación con supuestas irregularidades en la contratación de la reforma de la iluminación del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Por su parte, los abogados del presidente del Sevilla, José Castro, han recordado que el mandatario sevillista "no adeuda cantidad alguna al club", si bien de la denuncia de la Fiscalía se desprende que la devolución se realizó después de la denuncia presentada ante el Ministerio Público por el abogado Agustín Martínez. Los abogados consideran que las investigaciones sobre la naturaleza y funcionamiento de la cuenta de socios y administradores tiene a su juicio una trascendencia penal "inexistente". Así, señalan que se trata de movimientos que "se contabilizaban adecuadamente y que contaban con la aquiescencia del club, siendo utilizada esta cuenta históricamente de forma regular desde hace muchos años por los consejeros y el anterior presidente del Sevilla FC". La defensa de José Castro también argumenta que la denuncia fue presentada por el accionista que "posee dos acciones" el pasado mes de julio y que "se trató de instrumentalizar en la pasada junta de accionistas del mes de diciembre". Agustín Martínez presentó la denuncia en la Fiscalía el 1 de agosto y, a partir de ahí, el Ministerio Público incoó unas diligencias de investigación el 28 de agosto. Este letrado denunció entonces el uso por parte del presidente de la cuenta de representación y, según el abogado, Castro habría llegado a adeudar más de 300.000 euros a la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios