Las dudas son Carriço y el papel de Rakitic

  • El luso está tocado, pero Rakitic podría retrasar su posición para que entre Gameiro.

Conforme se acerca el día y la hora del partido, Unai Emery empieza a tener el once más claro en su cabeza. No obstante, el estado físico de Daniel Carriço, como ya ocurriera en la ida, es la gran duda para el cuerpo técnico, que para este encuentro tiene la buena noticia de poder contar con dos piezas fundamentales como Fazio y M'Bia.

Carriço, que había estado entre algodones la semana en la que el Sevilla viajó a Oporto a causa de un fuerte esguince en el tobillo, abandonó el estadio Do Dragao cojeando después de haber hecho un gran esfuerzo y aguantar los noventa minutos sobre el campo. El jugador aún siente dolor en la articulación y en el día de ayer no se entrenó con el grupo, sino que hizo trabajo preventivo, según desveló el parte médico ofrecido por el club. Su presencia o no en el terreno de juego va a condicionar la alineación en la visita del Oporto, ya que la idea de Emery es que el portugués juegue en el centro del campo como lo hizo en el partido de ida. El sacrificado entonces sería Iborra, a quien el de Fuenterrabia no rerervó ante el Espanyol, encuentro en el que disputó los noventa minutos.

Así, con la vuelta de Fazio, Emery mantendrá a Pareja en el centro de la defensa, donde no estará el sancionado Alberto Moreno. De esta forma, el once titular del Sevilla mañana puede parecerse mucho al formado por Beto en la portería; Coke, Pareja, Fazio, Fernando Navarro en la defensa; Reyes, Carriço o Iborra, M'Bia, Marko Marin en el centro del campo; y Rakitic y Bacca en la delantera.

Otras opciones pueden ser que Marko Marin se quede en el banquillo y Emery apueste por Vitolo o incluso con Gameiro desplazando a Rakitic a la izquierda, aunque las veces que el suizo-croata no ha jugado de delantero lo ha hecho como organizador por el centro. Así lo hizo en la vuelta ante el Betis, aunque también por las bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios