Liga Europa: sevilla - oporto · la previa

La historia llama a la puerta otra vez

  • El Sevilla busca sus terceras semifinales continentales ante el duro y experto Oporto. Encontrar la ecuación entre tensión y paciencia, clave. Fazio y M'Bia, novedades respecto a la ida.

Comentarios 4

Cuando sean las nueve y cinco de la noche, Nervión será un hervidero de pasión. El sevillismo volverá a unirse en busca de la comunión perfecta que tumbe a un gigante europeo, un bicampeón de Europa nada menos, el club más laureado a nivel internacional de Portugal. Enfrente estará un bicampeón de la UEFA, un equipo que ha reescrito su historia durante la primera década del presente siglo para asomarse con garbo a los salones de la selecta aristocracia continental. A 1.400 kilómetros de esa caldera que será el Ramón Sánchez-Pizjuán, todo estará ya preparado en una silenciosa y oscura sala de la sede de la UEFA en Nyon para que mañana se realice el sorteo de las semifinales de la Liga Europa. Sólo faltará meter los papelitos con los nombres de los cuatro privilegiados. Y hacerse acreedor de ese privilegio es lo que busca el Sevilla hoy, en otra cita que puede ser histórica.

El Sevilla, quién lo iba a decir, busca las terceras semifinales de su trayectoria europea, las primeras de la Liga Europa después del bienio mágico que va de 2006 a 2007. Comentaba Renato a colación de esta nueva ocasión que se le presenta a su ex equipo que jamás vio un campo apretar como lo hizo cierta noche primaveral como la de hoy la afición sevillista. Enfrente estaba Osasuna y el Sevilla, que ya sabía lo que era levantar no uno, sino dos títulos continentales (la UEFA de Eindhoven y la Supercopa de Mónaco), concitó en los suyos una fe desmedida del que se sabe capaz y ganador. Atrás quedaron los nervios y la incertidumbre del 27 de abril de 2006. Ahora, el Sevilla vuelve a tener una sensación parecida a la de aquella noche en que Puerta hizo temblar los cimientos de Nervión como nunca. Es otro Sevilla, un Sevilla que inicia otro camino distinto y desconocido, pero no deja de ser un Sevilla que se siente capaz... y ganador. Y hay que saber medir esa renovada sensación.

Unai Emery quiere cocer el partido a fuego lento, más o menos como ha ido modelando este equipo que, después de un inicio más que dubitativo, ya ha encontrado la senda idónea para afrontar y lograr las más dispares y dificultosas empresas, desde levantar un 0-2 en contra en casa del eterno rival hasta tumbar a este poderoso Real Madrid que aspira al triplete.

Más o menos igual de difícil, pero con matices futbolísticos muy distintos, es la aventura que el grupo de Emery afronta hoy. El Oporto es un equipo de empaque, tanto anímica como físicamente. Se siente fuerte en Europa, respaldado por su envidable palmarés, que engordó precisamente después de dejar en la cuneta al Sevilla hace ya tres años. Tiene el oficio de los veteranos en las distintas campañas continentales. Y, sobre todo, posee un equipo que se siente tal, sobre la base de un atinado cóctel de físico y técnica, con mucho talento internacional en sus filas, desde la legión brasileña hasta la cohorte portuguesa junto a mercenarios de dispar nacionalidad, desde México a Colombia pasando por Bélgica, Francia y hasta la exótica Argelia. Pese a las bajas de dos piezas clave como Fernando y Jackson Martínez, su entrenador, Luis Castro, buen estratega y hábil psicólogo, cuenta con la suficiente energía como para enfriar la caldera nervionense de un manguerazo. Para que el fuego no lo queme a sí mismo debe ser listo el Sevilla.

El once que presentará Emery es una incógnita a medias. Parece claro que, tras reservarlos ante el Espanyol, Marin y Reyes, amén por supuesto de Rakitic, formarán en la línea de vanguardia, pero, ¿por detrás de un delantero o de dos? ¿Querrá alimentar el fuego Emery con Gameiro junto a Bacca o se reservará alguna bala en la recámara? Carriço llegará a la cita en mejores condiciones que en la ida y Fazio y M'Bia reforzarán el eje del equipo para que éste no se atore como en Do Dragao. Habrá más físico en el campo, con el mismo talento. Y ya todo será cuestión de ser mejor que el otro y demostrarlo, en el minuto 1, en el 90 o en el 120. Creer más, pero sin volverse loco: aquello del corazón caliente y la cabeza fría. Encontrar, en fin, la ecuación perfecta entre la tensión y la paciencia. Habrá electricidad en el ambiente, pero el rayo sólo puede ir en una dirección. Y el que acierte verá su nombre mañana en una de las bolas de ese salón oscuro que aguarda silencioso en Nyon.

Fazio en M'Bia, altas en la convocatoria

Unai Emery ha facilitado este jueves la lista de convocados con Fazio y M'Bia como novedades respecto a la ida, que ambos se perdieron por sanción. Por esta misma razón, Alberto Moreno, que está sancionado por acumulación de amarillas, no está entre los dieciocho citados.

Tras dirigir un último entrenamiento a puerta cerrada en el estadio, Emery ha incluido en la citación a Fazio y M'Bia, como novedades con respecto al choque disputado en Portugal, y sólo ha dejado fuera por decisión técnica a Cicinho, que aún no ha debutado esta temporada tras superar una grave lesión. 

Además, continúan fuera del equipo por lesiones de larga duración el centrocampista uruguayo Sebastián Cristóforo y el extremo hispano-ruso Denis Cheryshev. 

Los dieciocho convocados del Sevilla son Beto, Javi Varas, Fernando Navarro, Coke, Diogo Figueiras, Nico Pareja, Fazio, Carriço, Iborra, M'bia, Rakitic, Trochowski, Vitolo, Reyes, Jairo, Marko Marin, Bacca y Gameiro. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios