sevilla f.c.

Un momento de fábula

  • Luis Fabiano asombra en Brasil por su 'hat trick' frente a Portugal y afrontará en un estado ideal los partidos clave del Sevilla · El brasileño, como en Sao Paulo, vuelve a marcar siete goles en sólo seis días

Comentarios 1

"Aviso a la concurrencia: el nueve de Brasil tiene dueño". Éste, de la prestigiosa revista brasileña Placar,es uno de los múltiples titulares de prensa que se han deshecho en elogios hacia Luis Fabiano tras su espectacular hat trick en el amistoso ante Portugal. O Fabuloso, El Iluminado, ha vuelto por sus fueros y a lo grande. En seis días y tres partidos ha marcado nada menos que siete goles, pues ante la Ponferradina firmó el primer triplete de la semana mágica, dejó destellos de su enorme clase en Getafe y en Brasilia asombró a la afición mundial e incluso ensombreció a otras estrellas con mucha luz propia que acaparaban los titulares en la previa. No es la primera vez que marca tantos goles en tan escaso margen de tiempo.

El duelo Kaká-Cristiano Ronaldo fue secundario ante el estelar momento del sevillista, con el testimonio directo del mismísimo Pelé, que hizo el saque de honor, y otros mediáticos como Robinho, Deco o Maicon, a quien, además, sirvió el tercer gol del combinado de Dunga. Muchos medios locales destacaron que Luis Fabiano salvó al seleccionador canarinho, que tiene a la torcida en contra.

Ésta fue la película de los hechos: en el minuto 8 hizo el 1-1 a pase de Robinho, en plan matador; en el 24, el 2-1, tras revolverse ante Pepe y marcar con la zurda; y en el 57, anotó el 4-1 del 6-2 final al cazar con listeza y rapidez un rechace del meta Quim. Otro muestrario de delantero centro de clase y oportunismo.

El Bezerrao de Brasilia se rindió a sus plantas como después lo haría toda la prensa de su país. Luis Fabiano culminó su obra cerca de las tres de la madrugada de ayer, y por la tarde aterrizó en San Pablo para ponerse a las órdenes de Manolo Jiménez en el entrenamiento matutino de hoy previo al encuentro de mañana frente al Valencia. Casi sin solución de continuidad, el jugador de Campinas afronta otro envite que promete espectáculo, un Sevilla-Valencia con las espadas en todo lo alto en el inicio del denominado Tourmalet. Y su momento no puede ser mejor para la fase de encuentros ante los grandes.

Luis Fabiano, que realizó una excelente campaña el curso pasado (32 goles, 24 en la Liga, 7 de Champions y uno de Copa), vuelve a recordar al jugador de las grandes rachas en el Sao Paulo, antes de su segundo intento frustrado en Europa, en el Oporto.

Su representante, José Fuentes, siempre ha dicho que su poderdante es un delantero centro y como tal vive de las rachas. Y ahora está inmersa en una de ellas. Con 28 años cumplidos el 8 de los corrientes, está en el punto óptimo de madurez futbolística, se siente importante en Brasil y en el Sevilla, con el que este verano, ante el acoso de los grandes, renovó su contrato hasta 2011, con una cláusula de 30 millones de euros (más el IPC y tres puntos más, según desveló ayer José María del Nido, unos 32 millones).

Su inoportuna lesión sobre el césped artificial para preparar la cita europea de Salzburgo lo dejó un mes parado y a su regreso echó de menos a Kanoute, que también se pasó un mes en el dique seco. Luego llegó la absurda expulsión de Valladolid, condicionada por el exceso de celo de Pérez Lasa. Pero, tras ese pequeño bache, ha regresado el mejor Luis Fabiano, el que marca los goles de dos en dos o de tres en tres. Por ejemplo, en 2001 llegó a hacer con el Sao Paulo nueve dobletes y un hat trick. Aunque su mejor curso allí fue en 2003, cuando firmó entre todas las competiciones 46 goles. Ese año, en seis días llegó a marcar nueve goles.

Su estado impele al optimismo entre sus compañeros del Sevilla, con el que sólo ha anotado por ahora tres goles en Liga y los tres de la Ponferradina. Pero su momento es dulce. "Ni Cristiano Ronaldo ni Kaká: la figura fue Luis Fabiano", tituló Lance. Si lo dicen en Brasil...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios