Un ojo en el Espanyol y otro en el Oporto

  • Emery debe hilar fino para repartir los esfuerzos y tiene a Bacca, Iborra y Reyes apercibidos.

Unai Emery debe hilar muy fino en la semana entrante. Mañana recibe a un Espanyol que ya no se juega gran cosa y llega con bajas importantes (el meta Casilla, el central Colotto, el otro central, Héctor Moreno está tocado...). Pero no les pondrá alfombras a los futbolistas del Sevilla, quienes además querrán administrar sus fuerzas para la gran cita del jueves ante el Oporto. Además, como colofón de la semana, el Domingo de Ramos hay un derbi en Heliópolis que debe servir para seguir creyendo en las opciones de Champions. Todos querrán jugar, pero ahí Emery debe ser salomónico.

De entrada, hay futbolistas que andan muy castigados por el esfuerzo físico, como el propio Bacca, quien además, al igual que Reyes y que Iborra, están apercibidos de sanción y si vieran una tarjeta amarilla ante el Espanyol se perderían el derbi.

Por otro lado, M'Bia y Fazio regresarán al equipo ante el Oporto y, si bien en el caso del central es seguro su regreso, el medio centro es un futbolista que acusa su sobreesfuerzo físico y el encuentro ante los portugueses requerirá de todo su despliegue. Alberto Moreno es baja en Europa y tendrá un hueco fijo mañana en el once titular y la principal duda seguirá siendo el estado de Carriço, quien precipitó su vuelta para jugar en el Estadio do Dragao y lo hizo condicionado por su renqueante tobillo. El futbolista cojeaba a la vuelta de Portugal por el sacrificio.

El técnico sevillista deberá realizar rotaciones mañana, pero tampoco puede descuidar una cita clave para la meta liguera y también para que el jueves Nervión sea un hervidero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios