Una vez más, balsa de aceite

  • Del Nido saca adelante la reforma del Estatuto para que el presupuesto lo apruebe el consejo y no la Junta · El dirigente blanco quiso aclarar la deuda: “No es de calderilla, es ridícula”

El Sevilla está instalado en el éxito, deportivo y económico, y eso se traduce en laJunta General de Accionistas. Cada año surgen voces discrepantes sobre pequeños matices, económicos, deportivos o sociales, y este año se ha incrementado esa discrepancia con la protesta de la Asociación de Pequeños Accionistas sobre la reforma de los Estatutos de la entidad en lo referente a la aprobación de los presupuestos, que se llevó a cabo en la asamblea pese a esa pequeña oposición. Parecía en las vísperas que iba a ser una reunión movida, pero no lo fue más allá de esa queja expuesta, que quedó en nada ante la capacidad de convicción de José María del Nido.

La reforma de los artículos 14 y 33 centró gran parte del debate y Del Nido salió victorioso. A partir de ahora, el consejo será quien tenga la potestad de aprobar el presupuesto antes de presentarlo a la Junta, y ésta seguirá pudiendo recriminar a los gestores que no cumplan ese presupuesto cuando tengan que aprobar el balance anual de cuentas.

Y José María del Nido, antes de afrontar su reforma, explicó por qué la presentaba su consejo: “La aprobación del presupuesto de gastos en diciembre, de una temporada que comenzó el 1 de julio, es una perogrullada. Y lo voy a explicar: Jamás ningún presupuseto aprobado en la Junta General tiene nada que ver en el presupuesto real del que se da balance y cuentas en la siguiente junta”, dijo. “El presupuesto de un club de fútbol es un presupuesto vivo. Depende de muchas circunstancias, no sólo de los traspasos de jugadores, sino de la clasificación deportiva (...). Si llegamos a caer en la Liga de Campeones, el presupuesto se habrían minorado en 9 millones aproximadamente, y las inversiones tendrían que ser distintas”. Además, Del Nido aseguró con rotundidad la transparencia de su consejo:“El director general tiene la obligación de ser un libro abierto con las cuentas del Sevilla, y aquel accionista que quiera saberlo sólo tiene que llamar a las puertas del director general, que tiene el deber de atenderlo”.

La Asociación de Pequeños Accionistas argumentó que quitarle esa herramienta a la Junta podría traer el peligro del oscurantismo: “Es una importante herramienta a la que no podemos renunciar gratuitamente. Es un paso atrás en la brillante gestión de la entidad”, alegó Manuel Díaz, presidente de esta asociación, que instó a que la Junta se realice en septiembre para que no hiciese falta suprimir esa potestad:“En previsión de futuros consejos hostiles, esta herramienta sería un elemento de control”, añadió. Aun así, la Junta aprobó por amplia mayoría la reforma: el 98,4% de las acciones representadas aprobó la reforma, frente al 1,6% que votó en contra.

Aparte de este debate, también se aprobó la inclusión de un título nuevo en los Estatutos referente a los símbolos de la entidad, y, lógicamente y por unanimidad, el balance de cuentas y el presupuesto presentado para la presente campaña, de 95,5 millones de euros. El presidente del Sevilla se congratuló de presentar unas cuentas con superávit por séptima vez consecutiva. En este caso es de 16 millones de euros, el segundo más elevado desde que es el rector del club de Nervión. El volumen total de cifras de negocios y de ingresos del pasado ejercicio se incrementó considerablemente con la venta de Daniel, Poulsen y Keita, llegando a los 120 millones, lo que derivó en ese superávit.

Del Nido se enorgulleció de que el Sevilla era el segundo club más saneado de España y calificó el pasado ejercicio en lo deportivo como “tremendamente exitoso”. “Fue una temporada no tan exitosa como aquella en la que logramos más éxitos, pero muy exitosa si la comparamos con los 103 años de la entidad. Además, aclaró, ante los rumores surgidos últimamente, que la deuda neta a 30 de junio de 2009 es de 34 millones de euros. “Sobre un volumen de negocio de 100 millones, esta deuda no es calderilla, es ridícula”. El presidente, además, instó al sevillismo a disfrutar: “Me gustaría que los sevillistas se recrearan y saborearan el dulcísimo momento social, deportivo y económico que está disfrutando la mejor entidad deportiva de Andalucía de todos los tiempos”, solicitó.

El presupuesto proyectado es de 95,5 millones de euros. El consejo quiere ajustarlo para que los ingresos previstos sean idénticos a los gastos. La clasificación final del equipo en la Liga de Campeones condicionará este balance, según José María Cruz: si fuera negativo habría que compensarlo con la venta de algún jugador. Los cuartos de final marcan el objetivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios