Inmovilizan dos horas en París por alerta de ébola un avión procedente de Guinea

Un vuelo de Air France procedente de Guinea Conakry fue inmovilizado ayer durante dos horas en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle por la sospecha de que uno de sus pasajeros podía estar contagiado por el virus de ébola, confirmaron fuentes de la aerolínea.

Los miembros de la tripulación pensaron que uno de los viajeros podría estar infectado tras constatar el estado de uno de los baños del aparato, y alertaron a los servicios sanitarios del aeropuerto que, tras someter a todos los pasajeros a un examen médico, comprobaron que la sospecha estaba infundada.

En el avión, que unía Conakry con París mediante una escala en Nuakchot (Mauritania), viajaban 11 miembros de la tripulación y 187 pasajeros, y todos ellos fueron sometidos a un control de temperatura. El aparato aterrizó en la capital gala a las 05:28 y estuvo dos horas en cuarentena, precisó una fuente de la compañía aérea.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó el miércoles de que el número de casos sospechosos asciende en Guinea Conakry a 134 y el de muertos a 84, por un brote que se inició el pasado día 22 y que se ha extendido a Liberia, donde el número de víctimas mortales se elevó a siete. Además, la OMS desmintió ayer que se investiguen dos casos sospechosos en Sierra Leona, pero confirmó que hay tres en Malí, todos de personas llegadas de Guinea Conakry.

El virus del ébola, que surgió por primera vez en 1976 en Zaire (actual República Democrática del Congo) y Sudán, se transmite por contacto directo con la sangre y los fluidos y tejidos corporales de las personas o animales infectados. La fiebre hemorrágica ébola es muy temida y cuya propagación debe evitarse a toda costa por no existir una vacuna ni tratamiento eficaz contra ella y su tasa de mortalidad es muy elevada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios