Navidad La tradición ligada a la innovación caracteriza el juguete de 2010

Los Reyes Magos se ajustan a la crisis

  • En España, los datos de las jugueteras confirman que los Reyes Magos y Papá Noel repartirán una media de 9 juguetes por niño

Comentarios 1

En el ambiente se intuye que las navidades se acercan, y el juguete, uno de los protagonistas de estas fiestas vuelve a ocupar un lugar destacado. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) a pesar de la crisis, confía en que un año más las ventas obtengan una puntuación bastante aceptable y resalta los juguetes más destacados e innovadores del sector español que estarán presente en la mayoría de las cartas que se dirijan a los Reyes Magos.

Según la AEFJ, este año, el gasto medio por niño en juguetes se estima que rondarán 166,30 euros, teniendo en cuenta las cifras provisionales del avance del padrón a 1 de enero de 2009 que contemplan un crecimiento de la población infantil del 1,9%, así como la evolución del consumo de juguetes, tanto en valor como en unidades.

La bajada de los precios en este sector prevé un aumento del consumo, ya que desde septiembre de este año, los precios medios han disminuido un 2,7% con respecto al año anterior, y si las predicciones no fallan, para finales de año, el producto se situará en un 5% más barato.

Aunque se estiman unas compras moderadas, si tenemos en cuenta estas cifras, los resultados son optimistas, por lo que se pronostica que cada niño recibirá una media de 9,22 juguetes en estas navidades. En este panorama, el sector juguetero español sigue apostando por la innovación y la originalidad, llegando a renovar cada año más del 60% de los productos que componen los catálogos de juguetes navideños.

La tradición ligada a la innovación prima en el listado de juguetes favoritos, por lo que algunos de los clásicos se han tenido que adaptar a la realidad de nuestros días. De esto modo, los Reyes Magos traerán a los más pequeños, muñecas que enferman de verdad, juegos de mesa tradicionales con una estética moderna o coches de carrera con estilo tuning.

De hecho, según los datos, las muñecas ocuparan un 13,7% de las ventas, seguido de las figuras de acción y accesorios (11,3%) y de los vehículos (10,2%).

Las cifras demuestran que en estas navidades, la tradición pisa fuerte y la esencia del juguete tradicional se sigue manteniendo como preferencia entre los más pequeños, aunque se incorporan nuevas características al producto como la tecnología o la faceta interactiva del juguete, que permite que el clásico de siempre se adapte a nuestra sociedad.

Así, las barriguitas de toda la vida se instalan en un hospital, con escayolados, enfermos o embarazadas. Al clásico bebé, además de llorar y comer, le salen los dientes de leche. Si los padres no tienen tiempo suficiente para jugar con sus hijos, hay juguetes muy útiles para entretener a sus hijos, como Pepito, un conejo que juega con el pequeño al escondite. Acabamos con el robot Wall-e, de la última película de Disney-Pixar, que se mueve e ilumina los ojos si le hablas y el tradicional scalectrix en versión tuning.

En el juguete español la calidad es una de las partidas más importantes. En la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes no son partidarios de sacrificar la seguridad del juego a costa de disparar el volumen de ventas. Estas navidades los juguetes se caracterizan más que nunca por la innovación y la originalidad y la búsqueda constante de la calidad y la seguridad. Por todo ello, se pide al consumidor que compruebe que el juguete lleva la marca CE, obligatoria, que las instrucciones estén en castellano y que esté identificado perfectamente su fabricante o responsable de su comercialización. Además se resalta el no dejarse engañar por diferencias de precios excesivos en productos aparentemente iguales; y no esperar a última hora para hacer las compras, ya que las novedades se agotan y los precios se disparan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios