Otra fuerte réplica de 7,8 grados sacude norte de Chile

  • Se han sucedido una veintena de seísmos de hasta 5 grados de magnitud.

Una veintena de réplicas han sacudido la zona norte de Chile tras el fuerte terremoto de 7,8 grados que estremeció por la noche las ciudades de Arica e Iquique y otras localidades cercanas, donde al menos un millar de casas han quedado inhabitables.

Las réplicas han fluctuado entre los 3,8 y los 5,4 grados de magnitud en un periodo de menos de dos horas, entre las 23:56 y las 01:17 hora local, según la web del Servicio Sismológico de la Universidad de Chile. El fuerte temblor de 7,8 grados fue, a su vez, una de las tantas réplicas del terremoto de 8,2 grados que sacudió la noche del martes el norte chileno y que originó una alerta de tsunami en toda la costa, dijo el subdirector de Sismología, Mario Pardo. La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), dependiente del Ministerio del Interior decretó alerta de tsunami en todo el borde costero de Chile, pero varias horas después las autoridades del país levantaron la orden de evacuación. "Las personas pueden retornar tranquilamente a sus domicilios", dijo el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, tras conocerse que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) canceló la alerta de tsunami para toda la costa, de 5.300 kilómetros. En una comparecencia ante los medios de comunicación, el responsable de Interior también descartó que haya mineros atrapados en un yacimiento de Cerro Colorado, a 125 kilómetros al este de la ciudad norteña Iquique.

A pesar de la cancelación de la alerta de tsunami, las autoridades advirtieron de que es posible que se produzcan variaciones en las mareas como consecuencia de este segundo terremoto. La suspensión de la evacuación fue corroborada por la propia presidenta, Michelle Bachelet, al asegurar que "se ha levantado la alerta de tsunami y las personas pueden volver a sus hogares". "La gente está preparada y las instituciones están trabajando", agregó la mandataria, quien horas antes, cuando se avisó del peligro de tsunami, fue trasladada desde el hotel donde pernoctaba en Arica, situado a 40 metros del mar, hasta una parte alta de la ciudad.

Bachelet, que realizó una visita a la zona norte del país afectada por el primer terremoto que provocó seis muertos y graves daños materiales, elogió la respuesta de los ciudadanos y las autoridades ante la emergencia. "Todos quisiéramos que no haya nuevas réplicas ni nueva necesidad de evacuación, pero la gente está preparada", destacó la mandataria, que tiene previsto visitar la localidad de Camarones, en la región norteña de Arica y Parinacota. La presidenta viajó acompañada de varios de sus ministros, entre ellos el de Justicia, José Antonio Gómez, quien anunció que el Gobierno está evaluando el traslado definitivo de los penales ubicados en zonas inundables del país ante un eventual tsunami.

Además, el titular de Justicia anunció la evacuación de la población de la cárceles de Chañaral y San Antonio, después de que más de 300 reclusas se fugaran el martes por la noche del centro penitenciario de Iquique aprovechando el derrumbe y la confusión ocasionados por el terremoto. El coronel de Gendarmería José Maldonado confirmó a CNN Chile que en el penal de Alto Hospicio, a 1.460 kilómetros al norte de Santiago, se produjo un desorden, pero precisó que fue inmediatamente controlado por el grupo especial antimotines. Además, el portavoz de Gendamería (guardia de prisiones) explicó que lo que el martes sucedió en la cárcel de mujeres de Iquique tras el terremoto fue que se dejó salir a las reclusas, para evitar una eventual catástrofe, y agregó que la mitad de ellas ya se han presentado ante las autoridades o han sido recapturadas.

A pesar de que las autoridades indicaron que por el momento el peligro ha pasado, miles de personas en las ciudades del extremo norte han decidido pasar la noche en los refugios habilitados en las áreas a cubierto de un eventual tsunami o en improvisados campamentos al aire libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios