Seis de cada diez niños suspenden la forma de conducir de sus padres

  • El 20% de los menores afirman en una encuesta que pasan miedo en el coche porque circulan demasiado rápido

Seis de cada diez niños de entre 7 a 14 años suspenden a sus padres al volante y, de hecho, casi un 20% de los pequeños reconoce que pasa miedo en el coche porque el conductor circula muy rápido o porque ya ha pasado la experiencia previa de un accidente. Son algunas de las conclusiones de una encuesta elaborada por una empresa juguetera en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y que refleja la mala opinión que tienen los niños de la forma de conducir que tienen sus padres.

Un 25% de los niños reconocen que no utilizan ningún dispositivo o silla especial en los desplazamientos en coche, un porcentaje similar asegura haber viajado en el asiento delantero en alguna ocasión y un 13% ha sacado el brazo por la ventanilla, en tanto que un 5% confiesa haber cogido el volante con el coche en marcha. De los niños que utilizan normalmente la silla, uno de cada diez revela que viaja suelto en los trayectos cortos, cerca de casa, cuando no se sale a la carretera o por simple olvido.

Sobre las actitudes de sus padres, un tercio de los niños asegura que éstos se enfadan conduciendo y que insultan a otros conductores "diciendo palabrotas" y un 22% dice que conducen de forma brusca y sin respetar en muchas ocasiones las distancias mínimas de seguridad.

En general, los niños no tienen una percepción clara de las infracciones que cometen sus padres al volante, aunque un pequeño porcentaje cercano al 10% reconoce que no siempre respetan los semáforos en rojo, que en ocasiones no llevan puesto el cinturón de seguridad, o que habla por el teléfono móvil con frecuencia.

En relación a la velocidad, el 61% de los menores mencionan a su padre como el que más pisa el acelerador y sólo un 8% citan a la madre.

Casi la mitad de los niños encuestados afirman haber oído alguna vez a la madre decirle al padre que no corra tanto o que vaya con más cuidado y la inmensa mayoría dicen que "se puede tener un accidente" si se corre mucho cuando se conduce.

La gran mayoría conoce las consecuencias y los daños que pueden darse por no usar el cinturón de seguridad en caso de accidente, como "te puedes hacer daño" (61%), "puedes salir disparado por el cristal" (19%), "puedes matarte, morir" (14%) y "puedes salir volando" (14%).

La encuesta, realizada por la empresa TND Demoscopia, se ha basado en 636 entrevistas telefónicas a niños de 7 a 14 años de toda España y tiene un margen del error del 3,96%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios