Las privadas se plantan ante el ministro de Industria por el cierre de canales de la TDT

  • Uteca recuerda que con un decreto-ley se impediría la clausura y su perjuicio para la imagen de España

Los presidentes de los dos principales grupos privados, Alejandro Echevarría, de Mediaset, y José Manuel Lara Bosch, de Atresmedia, firman la carta dirigida al ministro de Industria, José Mauel Soria, para brindar nuevas negociaciones ante el cierre de nueve canales (cinco de ellos con contenidos, todos con más de 1% de audiencia) atendiendo a la sentencia del Tribunal Supremo sobre las licencias de la TDT de 2010. Ambos presidentes firman en nombre de Uteca, donde también se encuentran Veo TV (Unedisa) y Net TV (Vocento), entidad que se quedó sin directiva en protesta ante Soria. Los directivos señalan que un simple decreto-ley habría enmedado el error administrativo de hace cuatro años.

En la misiva, los dos grandes grupos privados recuerdan que han pedido amparo al Tribunal Constitucional para que no se haga efectiva la clausura antes del 6 de mayo de tres cadenas de Atresmedia (Nitro, Xplora y La Sexta 3) y dos de Mediaset (Nueve y Boing), afectadas por las licencias directas adjudicadas en 2010. Los canales afectados de los otros dos operadores ya dejaron de emitir y ofrecen en la actualidad contenidos de teletienda o dejarán de emitir en breve, en fórmula de pago, como es el caso de AXN. "El cese de emisiones de nueve canales de TV al que se nos está forzando supone una situación sin precedentes en cualquier democracia, un ataque a los derechos de los ciudadanos, que van a ver reducida su capacidad de elección y una significativa merma de los canales que ofreció la transición de la televisión analógica a la digital, mayoritariamente gratuita", expone Uteca, que siempre ha insistido en el coste y responsabilidad con que se ha afrontado la nueva etapa.

"El cierre de nueve canales implicará un impacto económico en toda la industria audiovisual española. Productoras, creadores, artistas, proveedores tecnológicos y otros muchos actores implicados en la cadena de valor del audiovisual se verán afectados, y en muchos casos, gravemente. Un importante número de puestos de trabajo, directos e indirectos, se pondrán en riesgo con esta decisión. A ello se suman los millones de euros invertidos para poner en marcha estos canales, y que, con su cierre forzoso, simplemente se perderán", lamentan, alertando del perjuicio de la imagen del país y del Gobierno que ocasionarán esas clausuras ante el resto del mundo. Desde Uteca se advierte de la sensación de inseguridad jurídica y la incertidumbre regulatoria que se desprenden de esta decisión. Todo ello estaría provocando la paralización de inversiones en el sector.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios