El Juli: "Si en Cataluña no hay toros porque no hay afición me parece lícito, pero estoy en contra de que lo prohíban"

  • Espera que la decisión sea "reversible" y critica que el toreo "se haya politizado" tras la prohibición. Cree que si ocurriera algo similar en otras comunidades sea "el pueblo y la gente" quienes decidan.

Comentarios 25

El torero Julián López El Juli ha cuestionado la prohibición de las corridas de toros en Cataluña y ha confiado en que con el tiempo la situación "pueda ser reversible y se devuelva la libertad" para continuar organizando espectáculos taurinos. "Si en Cataluña no tiene que haber toros porque no hay afición me parece lícito, no estoy en contra de esto, pero sí estoy en contra de que alguien no pueda ejercer la profesión o de que alguien no pueda ir a los toros porque se lo prohíban", ha comentado el torero en una entrevista en Los Desayunos de TVE . El maestro taurino ha reconocido que, tras la prohibición por el parlamento catalán, el mundo del toreo "se ha politizado", aunque ha matizado que "el verdadero problema no es el toro". Como muestra de ello, ha recordado que "Cataluña ha prohibido las corridas pero no el toro en las calles, donde lo han protegido y lo han blindado; el toro pinta poco en una decisión que es más política que otra cosa".

En cuanto a la posibilidad de que otras comunidades puedan seguir el camino de Cataluña, Julián López ha expresado su confianza "en el respeto y que sea el pueblo y la gente quien decida". Ha recordado, además, que el toreo "está viviendo un momento importante" y ha recordado la repercusión no sólo cultural sino económica que supone la actividad en aquellas ciudades que celebran ferias importantes. Ha admitido, no obstante, la incidencia "negativa por incongruente" que la prohibición de Cataluña ha tenido en Latinoamérica donde existe también una gran afición por el mundo taurino. "Allí se preguntan cómo en España, que es un país donde los toros forman parte de su cultura, se le da la espalda, y si aquí hay una animadversión hacia la cultura española por qué no la va a haber en otros sitios", se ha preguntado el torero.

Julián López ha admitido, no obstante, el espaldarazo que ha supuesto para la tauromaquia su reconocimiento como Bien de Interés Cultural (BIC). "Nos sentimos más reconocidos y protegidos", ha comentado. En su opinión, es necesario modernizar la figura actual del torero para favorecer la afición entre los jóvenes. "En la plaza me considero cada vez más un torero a lo antiguo, a lo profundo, pero fuera creo que hay que adaptarlo a los tiempos modernos; nos hemos quedado anclados en un mundo antiguo y lo importante es dar una imagen del torero actual".

El Juli se ha referido también a la polémica surgida en la Maestranza de Sevilla ante la decisión de varios toreros de no volver a torear en esta plaza. Según ha indicado, el problema no se debe a cuestiones económicas sino al trato "irrespetuoso, poco acorde a la categoría de la plaza y a lo que significa un torero". "Ha sido una decisión muy difícil, porque es una de las plazas donde más ilusión tengo por torear, pero con ese trato ni yo ni mis compañeros vamos a pasar", ha indicado Julián López. Ha recordado, además que "el abuso de poder no es bueno" y el torero "debe tener su respeto, su categoría y plantearse la promoción y la difusión del toreo como el gran eje de este espectáculo". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios