Una renovada piscina, ejemplo del cambio de la gestión deportiva

  • Las obras realizadas han afectado a toda la instalación

  • Son las primeras desde que venció el contrato de una firma privada

Un total de 45 alumnos saludaron con su presencia la reapertura de la piscina universitaria el pasado día 2. Esta instalación recobró entonces su actividad después de meses de trabajos de rehabilitación y mejora que le han proporcionado un aspecto totalmente remozado. La pileta, cuyo horario de uso es de 12:00 a 19:00 horas, de lunes a viernes, presenta ahora las condiciones de calidad necesarias para la docencia de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Los matriculados en este grado, uno de los más demandados de la UAL, son sus primeros y principales beneficiarios aunque no los únicos, al estar disponible también para el resto de la comunidad universitaria con la Tarjeta Plus Almería.

El Servicio de Deportes de la UAL ha superado sus previsiones, que inicialmente pasaban por alcanzar el millar de estas tarjetas para el presente curso 207/19, y ya ha vendido cerca de 1600 en apenas mes y medio, según ha sabido suplemente de fuentes de este Servicio. Esta cantidad se desdobla entre un colectivo de cerca de 600 poseedores de la Tarjeta Deportiva Básica, carnet de obligado cumplimiento para todos aquellos que quieren participar en competiciones internas y externas, y otro millar que ya tiene en su poder la Tarjeta Plus.

Las ventajas de este segundo documento son, entre otras, el acceso a la piscina para baño libre y también a la sala fitness para la práctica deportiva libre, en ambos casos fuera del horarios reservado para la docencia. El precio anual de esta tarjeta es de 60 euros para los universitarios de la UAL y de 90 y 120 euros para familiares e invitados y otros colectivos, respectivamente. En el caso de familiares e invitados y otros colectivos, respectivamente, cuesta 90 y 120 euros.

Estas dos instalaciones, en unas condiciones totalmente remozadas, ha disparado la demanda de esta Tarjeta Plus hasta el punto de superar las previsiones más optimistas.

El cambio ha sido estructural en sus formas e integral en su filosofía. "Antes, el perfil de la instalación se salía de la dinámica universitaria. Estaba dentro de la universidad, pero sus usuarios- tipo no eran universitarios y estaba más ocupada por usuarios ajenos a la universidad. La UAL tiene 15.000 personas entre alumnos y trabajadores. No se trata de excluir sino de priorizar la oferta", ha puntualizado el director del Servicio de Deportes de la UAL, Pedro Núñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios