Asociaciones del Almanzora quieren vivir en calles con nombres de mujer

  • Incógnitas es el proyecto que promueve la visibilidad en los callejeros

Asociaciones de mujeres del Valle del Almanzora se han unido para conseguir cambiar el machismo histórico en sus callejeros de sus municipios donde es casi inexistente la presencia de mujeres, más aún si no se tienen en cuenta los nombres de vírgenes y santas. El proyecto Incógnitas, subvencionado por el Instituto Andaluz de la Mujer, promueve la visibilidad de las mujeres recordando que seguimos estando sometidas constantemente a múltiples formas de violencias como la desigualdad salarial, la discriminación, la cosificación de nuestros cuerpos o el sometimiento a los roles impuestos por la familia patriarcal y evidentemente la invisibilidad de la mujer, a lo largo de la historia, es una más de las manifestaciones del sistema patriarcal.

"Las mujeres hemos sido sistemáticamente borradas de la historia, ocultando nuestras contribuciones en el desarrollo social, político, científico o económico en cada época. Así, tradicionalmente, lo que es considerado inferior no tiene por qué ser nombrado, y lo que no es nombrado o no existe o permanece como una Incógnita", explica Remedios Serrano, presidenta de la Federación de Asociaciones del Almanzora por la Igualdad.

El proyecto 'Incógnitas' está formado por varias asociaciones de la comarca

En concreto, el proyecto Incógnitas está formado por la unión de asociaciones formada por la Aurora de Tíjola, la Espiga de Suflí, la asociación de mujeres Montecarmelo de Purchena, la Somontinera de Somontín y la asociación de mujeres Zábila de Urrácal para "contar la historia de nuevo tal y como ha transcurrido. Dando a las mujeres la verdadera dimensión que merecen, sacándolas del silencio que las niega y las oculta, dándoles el protagonismo real que han tenido".

Con el objetivo de conseguir la máxima repercusión social en la comarca del Almanzora y restituir la memoria histórica de una de las almerienses más ilustres de todos los tiempos, proponen el nombre de Carmen de Burgos y Seguí. Primera mujer española en trabajar en una redacción de periódico, primera corresponsal de guerra, maestra, pedagoga, traductora, escritora y activista incansable de los derechos de la mujer, con un protagonismo indiscutible en la consecución de derechos básicos de la mujer como el divorcio o el voto. Las asociaciones de mujeres del Almanzora esperan y mantendrán un actitud vigilante a que los ayuntamientos no sólo se comprometan a visualizar la contribución histórica de Carmen de Burgos, sino que este sea solo el comienzo de un compromiso más amplio que busque rescatar de nuestra memoria a las mujeres 'anónimas' de los pueblos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios