Ignacio Jiménez pregona la Semana Santa roquetera

  • El evento religioso estuvo presidido por el alcalde del municipio almeriense, Gabriel Amat

Con un acto cargado de historia, la hermandad de Nuestra Señora de Los Dolores de Roquetas de Mar dio inicio el pasado sábado día tres de marzo a la cuenta atrás para la celebración de la Semana Santa, que ya está a la vuelta de la esquina.

La Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario de Roquetas de Mar, sede canónica de la hermandad, se llenó para escuchar el tradicional pregón, que estuvo presidido por el alcalde, Gabriel Amat, acompañado por los concejales del equipo de gobierno.

La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario se llenó para escuchar el tradicional discurso

La noche comenzó con el descubrimiento del cartel de 2018 de esta Semana Santa, una fotografía de la imagen de Jesús Nazareno, obra del profesor de la Universidad de Almería y reconocido fotógrafo Blas Fuentes. El alcalde, Gabriel Amat, quiso agradecer "a todos los que con vuestro trabajo habéis logrado que Roquetas cuente con una Semana Santa propia y singular, que hoy es ya muy importante".

Y el acto del sábado se cargó de historia, en primer lugar, en las manos del propio pregonero, Ignacio Jiménez, un querido profesor del colegio Las Lomas e investigador de la historia del municipio de Roquetas de Mar, quien proporcionó algunos datos historiográficos de la Semana Santa de este municipio almeriense.

"La Semana Santa de Roquetas existe desde que se construyó la primera iglesia. A finales del siglo XVIII existían once imágenes que, desgraciadamente, fueron destruidas mayoritariamente en la Guerra Civil", expuso, antes de proclamar que "nuestra Semana Santa tiene mucho de todo: de antiguo y de moderno, de tradición e innovación, de clasicismo y de modernidad; pero, sobre todo, tiene corazón, mucho corazón. Pasión para hacer sentir lo que nuestro corazón manda: mantener nuestra fe. Nuestra fe hecha cultura, por encima de corrientes y aires políticos, sociales e incluso corrientes espirituales dentro de la propia Iglesia".

Ignacio Jiménez fue presentado por una emocionada Nati Rivas, pregonera del pasado año 2017. La hermana mayor de Los Dolores, María José Fernández, entregó un recuerdo a cada uno de ellos, así como a la esposa del pregonero de 2018.

Y de nuevo se miró a la historia del municipio almeriense. Esta vez la de la propia hermandad, cuya junta directiva, que se estrenó el año pasado, ha querido dejar constancia bibliográfica de los pregones pronunciados a lo largo de su trayectoria.

Para ello, María José López invitó uno a uno a todos los pregoneros que han participado en esta tradición desde que la hermandad iniciara su camino, a que rubricaran el nuevo libro que la hermandad ha dispuesto para ello, para así guardarlo para el resto de los tiempos.

Finalizadas las firmas de cada uno, todos ellos pudieron posar juntos en el altar mayor de la parroquia, dejando así una imagen para la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios