Rubén García dona al CAF sus obras sobre prostitución en la calle

  • El fotógrafo almeriense inauguró en el Centro Andaluz de la Fotografía de la capital las imágenes de su exposición

  • Las obras se encontrarán expuestas hasta el 22 de abril

Retrato de una de las protagonistas de su serie de fotografías. Retrato de una de las protagonistas de su serie de fotografías.

Retrato de una de las protagonistas de su serie de fotografías. / Rubén garcía

Un total de unas veinticuatro fotografías forman parte de la exposición Prostitución. Retratos de una vida en la calle, realizada por el fotógrafo almeriense Rubén García, que se inauguró el pasado viernes 23 de marzo en el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF). Rafael Doctor, director del CAF, informó durante la rueda de prensa de la presentación de la exposición que, Rubén García había donado a dicho centro todas las obras que expone, en concreto una serie formada por más de una veintena de retratos de desnudo en blanco y negro, virado a sepia. En total, cuatro fotografías de gran formato (de 170 cm de altura) y veinte de formato menor. Las obras se encontrarán expuestas en el Centro Andaluz de la Fotografía, calle Pintor Díaz Molina 9, hasta el 22 de abril.

Según Rafael Doctor, "es una exposición muy importante para el CAF y para la fotografía en Almería porque mostramos por primera vez de una manera amplia un autor que, no es tan conocido como debería ser, pero que con esta exposición se hace grande. El trabajo que Rubén García está mostrando es muy valiente, es un retrato sobre una Almería que normalmente no queremos ver y que él lo ha hecho de una manera rotunda. El tema de cierta prostitución y la adición a ciertas drogas -que va aparejado- está tratado de una manera muy especial y muy fuerte y, sobre todo, muy comprometida, para introducirnos a todos en esta problemática. Viendo esta exposición uno toma partido y descubre de una manera muy cruda lo que es este submundo que no tendría que existir".

En total, son cuatro fotografías de gran formato y veinte más pequeñas

Entre los asistentes a la inauguración se encontraban: el director del centro; el propio artista; Beba Pérez, directora del Museo Arqueológico de Almería; Arturo del Pino Ruiz, director de la Alcazaba de Almería; Carmen Méndez, jefa de servicio de Instituciones y Patrimonio Cultural; Matilde Sánchez, viuda de Manuel Falces; Enrique Sanz Ramírez, presidente de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid; y Carlos Pérez Siquier, Premio Nacional de Fotografía. En la rueda de prensa celebrada el día anterior al evento también estuvo Alfredo Valdivia, delegado de Cultura, Turismo y Deporte.

Parte de esta muestra ya se pudo ver en Oporto, Castellón de la Plana, Vinaroz, Orense y Pamplona, y ahora estará durante un mes en el Centro Andaluz de la Fotografía (sala planta 0) de Almería.

El fotógrafo almeriense dona al CAF la que, probablemente, es su obra más cruda. Prostitución. Retratos de una vida en la calle es una colección en la que el artista ha estado trabajando varios años y en la que muestra a las personas que ejercen la prostitución callejera en los barrios almerienses de El Puche y Pescadería. Para ello, García retrata en su lugar de trabajo a las mujeres prostitutas, y así como también a algunos de sus amigos, clientes y chulos. Todas las fotografías son de desnudo. García explica que "el cuerpo desnudo nos puede aportar una información adicional extra, por así decirlo, acerca de una persona concreta en un retrato. El rostro habla y nos dice cosas, pero el cuerpo desnudo desvela aquello que normalmente vestido no se ve". Sus modelos adoptan poses clásicas de retrato de frente. Al fotógrafo le interesa sobre todo mostrar los rostros y cuerpos desnudos cicatrizados que reflejan la dureza a la que están sometidas estas personas a diario en la calle. Todas las imágenes se caracterizan por la sencillez y la austeridad de sus composiciones. El artista quiere manifestar la dignidad y verdad interior de sus personajes.

En la provincia es donde García realiza todas sus fotografías. Él mismo afirma que, mientras que otros fotógrafos necesitan ir a remotos países para realizar sus fotografías, él nunca ha tenido que viajar a lugares lejanos.

Sobre este trabajo señalaría Rafel María Creus, en el libro Prostitución. Retratos de una vida en la calle (autoedición, 2015), que "no ha sido necesario que Rubén García se fuera al confín del mundo para documentar un hecho desgarrador, le ha bastado con acercarse a dos pasos de su casa, en Almería, para denunciar crudamente con fotografías y entrevistas una realidad que a nadie le es ajena, porque todos nosotros sabemos de su existencia. La prostitución callejera vive al lado nuestro, forma parte de la humanidad desde siempre, tal vez por eso, por su cercanía, miramos hacia otro lado ante su presencia, la ignoramos obviando la problemática subyacente que envuelve el negocio más antiguo del mundo en su versión pobre: drogas, enfermedades venéreas, delincuencia, exclusión social, drama… Sin lugar a dudas, el mayor acierto de "Prostitución. Retratos de una vida en la calle" es mostrarnos a las meretrices tal como vinimos todos al mundo, sin nada, solo que Rubén las retrata (a veces con compañeros, clientes, chulos...) en su lugar de trabajo: la calle. Esta exposición es un toque de atención, un grito para que volvamos la cabeza a nuestro alrededor y, en lugar de desviar la vista, tomemos consciencia".

García sostiene que "desarrollar un trabajo como éste, 'Prostitución. Retratos de una vida en la calle', es realmente duro y arriesgado. Rápidamente, te das cuenta de que la vida es bastante desigual, y que no es la misma para todos. Conocí en primera persona el mundo de la droga y la prostitución en la calle. Sufrí robos, engaños, amenazas de terceros y un sin fin de cosas más. Una vez incluso me persiguió un coche de camino a casa. Aún tengo miedo por posibles amenazas. Pero pienso que todo esto si ha merecido la pena. Me siento agradecido a las personas que han desnudado su cuerpo y alma ante mi objetivo, ofreciéndome su confianza y su tiempo. Todas ellas existen y tienen una condición de vida muy mala. Y lo peor de todo es, que las drogas las destruyen. Espero que mis fotografías ayuden a concienciar a la sociedad de este gran problema del que no se habla mucho".

Rubén García Felices tiene publicados dos libros con su propio trabajo. Además, es el editor y coordinador del libro Contemporáneos. Treinta fotógrafos de hoy (La Fábrica Editorial, 2015), un volumen que recoge una amplia panorámica de la fotografía más contemporánea. El año pasado su trabajo fue seleccionado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Junta de Andalucía para participar en el "I Encuentro de Creación Fotográfica de Andalucía" organizado por el CAF y celebrado en Rodalquilar (Níjar).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios