El calor de la solidaridad contra el frío de la exclusión social

  • El Centro de Educación Infantil Montessori, en la Vega de Acá, organiza una recogida de mantas, ropas de abrigo, juguetes y alimentos infantiles para familias sin recursos de la provincia

Rosario Martínez, directora del Centro de Educación infantil Montessori, recoge material a dos madres. Rosario Martínez, directora del Centro de Educación infantil Montessori, recoge material a dos madres.

Rosario Martínez, directora del Centro de Educación infantil Montessori, recoge material a dos madres. / diario de almería

Las dificultades económicas no son patrimonio de nadie y de todos, y los problemas que tienen por damnificados a la población infantil, por su propia debilidad, son la expresión más cruel de esta situación. Esta realidad está presente en Almería y ha movido al Centro de Educación Infantil Montessori a organizar una recogida solidaria para familias sin recursos, en colaboración con varias ONG que son las que se van a encargar de su reparto y distribución.

Esta cuestación ha estado abierta entre los días 8 de 12 de este mes, pero sus promotores han creído conveniente ampliar este plazo hasta el próximo viernes 19. El punto de recogida está ubicado en las mismas instalaciones de este centro educativo infantil, en la calle Adolfo Marsillac de la Vega de Acá.

La campaña ha ampliado el plazo de entrega de materiales hasta el viernes 19

Ropa de bebé y enseres como cunas o carritos; juguetes y cuentos; ropa de cuna y alimentos infantiles; ropa de niño y adultos, y mantas y ropa de abrigo, tanto para niños como para personas mayores, forman el listado de materiales que los organizadores de esta experiencia reclaman de los vecinos que tengan intención de ayudar.

De forma más encarecida, los promotores hacen un llamamiento a la entrega de mantas y ropas de abrigo para que los destinatarios de este material puedan atenuar las bajas temperaturas nocturnas de la presente estación invernal. La petición deja entrever las precarias condiciones económicas y de habitabilidad de sus beneficiarios.

"Se trata de familias, nacionales y migrantes, que viven muy en precario en chabolas e incluso, en algunos casos, en invernaderos, y sus hijos más pequeños están pasando frío, al no tener ropa de manga larga ni nada con lo que taparse", ha explicado Rosario Martínez, directora del Centro de Educación Infantil Montessori a Diario de Almería.

La sensibilidad social de esta guardería con las familias más desfavorecidas, tanto de sus propietarios como de los propios padres de los alumnos, les ha llevado a organizar campañas de solidaridad desde el 2012, cuando tomaron posesión de sus instalaciones en la capital almeriense.

"En ocasiones anteriores, hemos pedido productos de alimentación para familias sin recursos en colaboración con el Banco de Alimentos, pero este año hemos prensado que la situación más difícil es la de los niños y bebés de estas familias", ha explicado Rosario Martínez.

La intención de los impulsores de la campaña es aprovechar el cambio de temporada, otoño- invierno, y poner en valor el material sobrante o fuera de estación. Se trata de que aquellos vecinos interesados en ayudar pueden hacerlo entregando aquella ropa vieja o desfasada en favor de esta campaña. Así, le darán un nuevo uso en lugar de tirarla a la basura y restarle una nueva oportunidad por parte de familias que lo necesitan y están pasando mal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios