Cuentas Públicas

Los Presupuestos para 2021 premian la dedicación del campo andaluz

  • Las organizaciones agrarias están satisfechas con el aumento de los fondos asignados y piden la máxima ejecución. Con 132,2 millones de euros, suben un 4% más que la media

Un momento del desarrollo de la Comisión de Agricultura celebrada en el Parlamento andaluz. Un momento del desarrollo de la Comisión de Agricultura celebrada en el Parlamento andaluz.

Un momento del desarrollo de la Comisión de Agricultura celebrada en el Parlamento andaluz.

El sector agrario está satisfecho con la dotación que la Junta de Andalucía ha consignado para Agricultura en los Presupuestos del próximo año 2021 y así lo ha expuesto ante la Comisión de Hacienda del Parlamento regional.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible contará con un Presupuesto de 1.873 millones de euros, de los que 66,8 millones corresponden a Pesca. El incremento real para las políticas agrarias y medioambientales será pues de 132,2 millones de euros, es decir un 7,6% más que el ejercicio anterior.

Esta cifra destaca especialmente porque en los últimos ejercicios el dinero del que ha dispuesto Agricultura se mantuvo congelado o sólo registró aumentos mínimos.

El esfuerzo que el sector productor ha realizado desde que empezó la pandemia se ve así recompensado y Asaja Andalucía destaca que la Consejería de Agricultura incrementa en cuatro puntos su peso específico en el Presupuesto, “cumpliendo así con una reivindicación histórica” de la organización agraria: que el presupuesto de Agricultura se incremente más, en este caso un 7,6%, que el regional, que sube una media del 3,7%.

El director general de Asaja-Andalucía, Félix García de Leyaristy, subrayó en su comparecencia que estamos ante unos Presupuestos condicionados por la grave crisis económica y social provocada por la pandemia.

“Son unos Presupuestos que responden a esta crisis desde dos frentes: desde el fiscal, la Junta de Andalucía mantiene la senda iniciada en el 2019 con una bajada del tramo autonómico del IRPF; y, por otro lado, desde el presupuestario, el Gobierno autonómico se centra en fomentar la inversión productiva”.

Desglose de las políticas

Explica que en la inversión pública, las operaciones de capital crecen en 254 millones, llegando hasta 3.991 millones de euros, lo que supone un esfuerzo inversor del 11,2% del gasto no financiero total previsto para 2021 y un 2,4% del PIB de Andalucía, la cifra más alta presupuestada en los últimos ocho años.

Las partidas más importantes del Presupuesto de la Consejería de Agricultura que se dedican a inversiones van destinadas a ayudas a la incorporación de jóvenes agricultores con 29,3 millones de euros; a la modernización de explotaciones agrarias e industrias agroalimentarias con 62,3 millones de euros; a la mejora de caminos rurales con 71 millones de euros, a los regadíos con 27 millones de euros; a obras y proyectos de depuración, mejora de presas y restauración y adecuación ambiental de cauces y al plan de aguas regeneradas con 313 millones de euros; a incentivos del sector agroindustrial con 124 millones de euros; a la restauración y mejora de ecosistemas forestales con 26 millones de euros y a seguros agrarios con 12 millones de euros.

Subrayan que Agricultura depende mucho de los fondos comunitarios

El director general de Asaja-Andalucía instó en su comparecencia a todas las administraciones y en particular a Agricultura a alcanzar los máximos niveles de ejecución que permiten estos mayores fondos presupuestados, “ya que sólo así se pondrá de manifiesto la capacidad de gestión del equipo de la Consejería para cumplir con los objetivos previstos de potenciar la competitividad e innovación, favorecer la sostenibilidad agraria, fomentar la seguridad alimentaria, facilitar el desarrollo local y la fijación de población y empleo o avanzar en una Administración más ágil y eficiente”.

“Debemos reconocer y valorar que el Gobierno de Andalucía continúe apostando por el sector agrario como elemento fundamental para el desarrollo económico y social de la región”, señala Asaja-Andalucía.

COAG Andalucía

Por su lado, el responsable de los Servicios Técnicos de COAG Andalucía, Ignacio Barrero, al tiempo que expresó su agrado por el incremento de los fondos, hizo hincapié en la gran dependencia que las políticas agrarias tienen de los fondos europeos. “En este sentido -dijo- la mayoría de los planes que rigen las actuaciones de la Consejería de Agricultura están vinculados a distintos instrumentos financieros de la Unión Europea”.

Afirma Barrero que, de lo que se dispone para el próximo año, el 92,3% de los fondos ejecutados por la Consejería proviene de Europa, reduciéndose la aportación propia a sólo un 7,7%, reflejo de la alta dependencia que tiene Andalucía de Bruselas, “lo que nos genera una gran preocupación ante la reforma de la PAC y los riesgos de una reducción presupuestaria para nuestra Comunidad, por lo que es fundamental hacer valer su importancia estratégica en Europa” .

Entre las medidas que COAG echa en falta en el Presupuesto andaluz se encuentran las específicas para los sectores más afectados por la pandemia de coronavirus, como la flor cortada y la ganadería. Durante 2020 la Consejería ha gestionado los fondos dispuestos por el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea, y COAG reclama que se adopten programas propios que palíen los graves efectos que genera la pandemia en estos sectores.

Agilidad administrativa

Además, esta organización ha solicitado a la Junta más eficiencia en la gestión y más regularidad en las convocatorias de ayudas de modernización de explotaciones y de relevo generacional en el campo, pues afirma que a fecha de 23 de noviembre, sólo se ha ejecutado el 59% de los fondos comprometidos para modernización de explotaciones, y un 63% de los previstos para la incorporación de jóvenes a la actividad agraria. Estas cifras se dan en el último año del marco comunitario 2014-2020.

COAG Andalucía también critica la falta de agilidad en la resolución de las citadas ayudas y sostiene que desde 2014 sólo se han hecho tres convocatorias de modernización y tres (más una de la ITI de Cádiz) de relevo generacional, cuando entiende que deberían haberse convocado ambas de manera anual.

El lado bueno

Como positivo COAG Andalucía ha valorado el incremento en un 10% para los seguros agrarios, el mantenimiento del presupuesto destinado a la sanidad animal y en concreto para indemnizar a ganaderos por el sacrificio obligatorio en programas sanitarios, “lo que es relevante –ha señalado Barrero– en una comunidad como la andaluza, que se encuentra en la frontera con África”.

En en cuestiones medioambientales destacó las actuaciones en el marco de la estrategia andaluza de economía circular y cambio climático, con programas de gran relevancia en la gestión de residuos y en la mejora de la competitividad de la región en los mercados internacionales, al tener los productos andaluces una menor huella de carbono que producciones de terceros. “Esto -dijo- es muy relevante, ya que nuestro mercado es el europeo”.

UPA Andalucía

Igualmente UPA Andalucía agradece que 2021 sea un año de presupuestos expansivos y espera “que esta inercia positiva se aproveche para seguir convergiendo con otras comunidades de nuestro país y con el resto de Europa”.

La organización agraria pide que los fondos vayan dirigidos de manera prioritaria a la agricultura y ganadería familiar y tradicional, modelo que considera la piedra angular del territorio, y que no se beneficie tanto a los oligopolios, “pues, de lo contrario, abocaría nuestro modelo agrario a la despoblación rural, a la degradación medioambiental y cultural, y al aumento del desempleo rural”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios