AGR Almeria

Almería alegra la Navidad con sus flores de Pascua

  • Uno de cada cuatro pascueros que se produce en España nace en la provincia almeriense. Esta campaña se han cultivado 2,54 millones de ‘poinsettias’ w El sector, gran afectado por las medidas frente a la COVID-19

Pascueros en Semilleros Laimund Pascueros en Semilleros Laimund

Pascueros en Semilleros Laimund / Rafael González (Almería)

El sector de la flor cortada y planta ornamental, dentro del sector primario, ha sido uno de los más golpeados en esta crisis derivada de la COVID-19, ya que su actividad debía continuar para el mantenimiento de las plantas durante el primer estado de alarma, que llegaba en el momento más importante para él en cuanto a comercialización y, a pesar de ser un producto perecedero, quedó arrancado, sin salida en el mercado al no considerarse esencial, con las consecuentes pérdidas para los productores.

Ahora, la Navidad es otra fecha clave en el que el tejido productivo almeriense tiene mucho que decir. Solo en la provincia de Almería, durante la presente campaña de 2020, se han cultivado un total de 2.548.119 flores de Pascua, un 17% más que en el año anterior, que se produjeron 2.178.160 pascueros, según los datos ofrecidos recientemente por la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, Coexphal. Esta cifra supone un 25% del total nacional que alcanzó los 8,7 millones de esta planta ornamental.

En torno al 70% de los pascueros en la provincia almeriense se produce bajo técnicas de producción integrada

El sector de la planta ornamental y flor cortada de Almería puso en marcha a mediados del mes pasado la campaña ‘En una Navidad especial, una flor especial’ con la que quieren hacer llegar a los ciudadanos la importancia de colocar una planta en sus hogares en las fechas señaladas que se acercan. Con esta iniciativa, este colectivo quiere pedir a las administraciones que las flores y plantas sean consideradas un bien esencial y no restrinjan, en caso de medidas más drásticas frente a la COVID-19, su comercialización en floristerías y centros de jardinería, como ya ocurriera en el mes de abril pasado, cuando tuvieron que destruir millones de ejemplares al no poder consumar su venta. Asimismo quiere trasladar un mensaje de solidaridad a la sociedad en general con este sector que, sabedor de que estas próximas fiestas navideñas no serán como las anteriores, qué mejor que colocar una planta vistosa y de colores alegres en los hogares para hacer más llevaderos estos días.

Existen distintos tamaños y muchas variedades de poinsettias o flores de Pascua y están disponibles en diferentes colores, así rosa, amarillo, blanco y bicolor, aunque el rojo sigue siendo el protagonista con cerca del 90% de los ejemplares. Tal y como detallaba en ocasiones anteriores a este diario el responsable de la delegación nijareña de Semilleros Laimund, Guillermo Murcia, para mantener la flor de Pascua lo importante es no encharcar la raíz y que esté situada en una zona con luz. El pascuero sobrevive con temperaturas suaves, en torno a los 20 grados centígrados. A pesar de que la mayoría de las personas, que adquieren la flor con objeto de decoración, se deshacen de ellas al pasar estas fechas invernales, la planta puede sobrevivir para siempre, todo depende de las condiciones en las que se mantenga. Los consejos: ventilación, que no esté expuesta a elevadas temperaturas y que no se riegue con abundante agua.

Por otro lado, en cuanto a la producción, el año pasado ya se apuntaba a que en torno al 70% de los pascueros se producen con técnicas de producción integrada. Según la firma Agrobío, tanto en la flor de Pascua como en otras plantas la empresa almeriense propone el uso combinado de depredadores, principalmente A. swirskii o T. montdorensis, alimentados con presa directamente sobre el cultivo, y parasitoides. Esta estrategia innovadora, guiada siempre por el equipo técnico de la firma, ha logrado el éxito del control de plagas en ornamentales mediante soluciones biológicas.

El manejo de fauna auxiliar en esta planta comienza desde que llega la plántula a los invernaderos a comienzos de septiembre y están basados principalmente en estrategias preventivas. Con estos protocolos ha conseguido controlar la plaga que más preocupa, la mosca blanca. Agrobío cuenta además con un innovador sistema, así la suelta mecanizada de presa permite ahorrar tiempo y abarca fácilmente las superficies de cultivo facilitando una distribución homogénea. Esta tecnología es un paso más para que el control de plagas en poinsettia y otras ornamentales sea más fácil y eficaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios