AGR Almeria

Un Brexit sin acuerdo costaría al sector 198 millones anuales

  • El director de FEPEX, José María Pozancos, solicita medidas de mejora de la competitividad ante la posible salida sin acuerdo del Reino Unido de la UE

José María Pozancos, director general de Fepex. José María Pozancos, director general de Fepex.

José María Pozancos, director general de Fepex. / Diario de Almería

La resolución del inminente Brexit genera gran incertidumbre en el sector de frutas y hortalizas. En la última publicación de Aenverde, editada por Coexphal, el director de Fepex, José María Pozancos da alguna de las claves. Sobre la provincia almeriense, Pozancos apunta que para los principales cultivos y también para los minoritarios, la dependencia del mercado británico es muy significativa, por lo que el impacto sería notable. “Además, ese impacto se agrava si consideramos que nuestros competidores directos, con los mismos calendarios de producción y con unos costes de producción muy inferiores podrían acceder al mercado de Reino Unido sin pagar aranceles. Este sería el peor escenario. Frente a esta situación puede haber medidas de preparación, pero yo francamente no las veo y no las hay”.

Replicando las palabras de Pozancos: “No es que no nos estemos preparando, es que el análisis no te permite prepararte”. Desde Fepex solicitan medidas frente a una situación de desventajas competitivas provocadas por esta potencial ausencia de acuerdo comercial; “en este sentido ya hemos planteado al MAPA una propuesta y le hemos trasladado que es prioritario aplicar medidas eficaces de mejora de la competitividad de los sectores afectados por un Brexit sin acuerdo”.

Sobre el impacto que podría tener la salida del Reino Unido de la UE, el director de Fepex señala en la publicación: “En un escenario el que mantengamos los flujos comerciales actuales y con volúmenes similares y tomando como referencia el 2019 hemos hecho una estimación de 198 millones de euros aproximadamente. Esta cifra está calculada aplicando los derechos ad-valorem que Reino Unido ha dado a conocer que aplicará a aquellos países con los que no tenga acuerdo comercial sobre un valor estimado de la exportación a precios de 2020. 198 millones de euros anuales menos sería el coste de los derechos arancelarios que tendría que pagar las importaciones de frutas y hortalizas en Reino Unido. Partimos de un arancel medio del 10% pero hay que hacer el análisis producto a producto para ver realmente el impacto y las posibles desviaciones del comercio. Por ejemplo, el tomate tendría un arancel que varía según el calendario entre el 11 y el 14%; el pepino tendría un arancel del 12% o el pimiento del 6%”.

En el peor escenario, países terceros se beneficiarían de la situación en perjuicio del sector hortofrutícola español

Según Pozancos, países terceros como Marruecos o Egipto fortalecerán su posición en el país británico en detrimento del sector hortofrutícola español. “Teniendo en cuenta la coincidencia de calendarios y los acuerdos comerciales que Marruecos, ya firmó en su día, y Egipto que ya lo está negociando y entrará en vigor a principios de enero”. Pozancos reitera que este sería el peor escenario porque provocaría posiblemente una desviación del comercio en aquellos volúmenes que ellos puedan atender. “Con los niveles de los derechos ad-valorem que he mencionado anteriormente y teniendo en cuenta sus menores costes de producción y menores exigencias fitosanitarias y medioambientales su posición competitividad mejoraría sensiblemente en caso de un Brexit sin acuerdo”.

El director de Fepex considera actualmente una ilusión el plantear que pueda haber mercados alternativos donde el sector español pueda acceder en situación más ventajosas que nuestros competidores. “El mercado natural del sector español es Europa. Por dimensión de mercado, capacidad adquisitiva y coincidencia en calendario podría ser América del Norte, pero todos sabemos que Estados Unidos es un mercado prácticamente blindado a la importación. Rusia es el otro mercado natural. Ambos están excluidos, uno por la política proteccionista histórica y otro por razones geopolíticas. Frente a esta situación tenemos que mejorar nuestra posición competitiva en Europa, los demás mercados son complementarios, pero no alternativos para nuestro sector”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios