AGR Almeria

Cajamar Innova arranca a final de año

  • La incubadora tecnológica en cuestión de agua tendrá sede en Almería pero es de ámbito y global

Roberto García Torrente hablando de la incubadora del agua hace un par de años Roberto García Torrente hablando de la incubadora del agua hace un par de años

Roberto García Torrente hablando de la incubadora del agua hace un par de años / Diario de Almería

Fue hace dos años cuando el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde y el presidente de la Cámara de Comercio de España y de la Fundación INCYDE, José Luis Bonet, presentaron el convenio de colaboración para la creación, equipamiento, puesta en marcha y desarrollo de la Incubadora de Empresas de Alta Tecnología Especializada en Innovación Tecnológica y Gestión Sostenible del Agua. Ahora, como señala la entidad financiera en su plataforma digital, “Cajamar Innova, que así se llama la iniciativa, está en la recta de salida y hacia finales de 2020 comenzará su actividad. Y esperamos que esta sea tan transformadora como en su momento fue el propio nacimiento de las cajas rurales que conforman el Grupo Cooperativo Cajamar”. De acuerdo a las palabras de Eduardo Baamonde, presIdente de Cajamar entonces, “la idea de esta incubadora yace en que el principal problema que tiene Almería y España en su conjunto es el agua, somos un país extraordinariamente potente desde el punto de vista agroalimentario, pero también extraordinariamente vulnerable en la medida que no tenemos garantizado el suministro del agua”. Con la incubadora que, según se apuntó, tendrá sede física en Almería, se aspira a captar ideas, talento y capital a nivel global.

La entidad financiera y la Fundación Incyde firmaron un convenio para la incubadora sobre agua hace dos años

Los objetivos que se pretenden alcanzar con la Incubadora de Empresas de Alta Tecnología Especializada en Innovación Tecnológica y Gestión Sostenible del Agua son: crear una infraestructura de incubación y transferencia tecnológica a pymes relacionada con la gestión sostenible de los recursos hídricos; mejorar la competitividad de las empresas, la transferencia de tecnología, el impulso de la internacionalización y de las actividades de I+D+i de las empresas incubadas; contribuir de manera rigurosa y profesional a la evaluación y financiación de proyectos relacionados con la gestión de recursos hídricos, que sean innovadores, escalables y con proyección internacional; trabajar en red y promover la cooperación interregional y la colaboración con los diferentes agentes de innovación y transferencia, así como el intercambio de buenas prácticas con otras redes de transferencia internacionales; promover la creación de empresas con un alto potencial de crecimiento y capaces de generar altas rentabilidades y desarrollar soluciones transversales a uno de los grandes desafíos globales (escasez de recursos hídricos) al integrar sectores e instrumentos financieros que contribuyan al crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

El proyecto cuenta con un presupuesto de entorno a 4 millones de euros, de los que 2,6 millones se corresponden con el Fondo Social Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y 2,4 millones de Cajamar. Aunque el plazo de ejecución marcado por las ayudas europeas cumple en 2023, el objetivo es que el proyecto sea indefinido e incluso más adelante se pueda ampliar a ámbitos complementarios al agua

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios