AGR Almeria

Creatividad para el sabor de la tierra

  • Iván García es el joven responsable de marketing de 'La orza de Almería', que está llevando una de las recetas típicas almeriense por toda la geografíal El Ay

Iván García en las instalaciones de Almericarne en la capital. Iván García en las instalaciones de Almericarne en la capital.

Iván García en las instalaciones de Almericarne en la capital. / f. m.

Iván García representa la cuarta generación de una familia con gran tradición en el sector cárnico en la provincia, donde son un referente y que ahora han dado una vuelta de tuerca a sus productos elaborando de manera artesanal el famoso lomo a la orza almeriense, y con la que están triunfando.

Almericarne es una empresa dedicada a la fabricación de elaborados cárnicos y venta directa de carnes frescas de la barriada de Los Molinos, en la capital, dirigida por Francisco Javier García, padre de Iván.

Nunca perderemos nuestra identidad de firma familiar ni la forma artesana de trabajar"Iván GarcíaMarketing 'La Orza de Almería'

Llevan ya más de dos años produciendo y comercializando este novedoso producto basado en una receta tradicional de la tierra bajo la marca: 'La Orza de Almería'. En este periodo, la acogida de su producto ha superado cualquier expectativa, tal y como reconoce Iván, que trabaja codo con codo con su progenitor, en su caso llevando caso como responsable de Márketing y también colaborando de manera decisiva en una labor comercial que está dando sus frutos, también a nivel internacional.

Todo empezó como una motivación personal. García llevaba tiempo con ganas de innovar dentro de un negocio que ya de por sí iba muy bien, de gran trayectoria en la provincia y con una cuota de mercado importante dentro del sector cárnico. Él quería salir de esta zona de confort y dar un paso más allá. Aprovechó el 25 aniversario de Almericarne, cuando él recibió el testigo de esta industria de su padre, para dar forma a 'La Orza de Almería', proyecto que llevaba años meditando.

Vicente del Bosque, Susana Díaz o dentro del ámbito gastronómico, el chef, Antonio Carmona, han quedado maravillados con las carnes a la orza de esta empresa familiar, que ha sido capaz de elaborar un producto de calidad gourmet y que al mismo tiempo emana esa solera de una de las recetas más simbólicas de la tierra.

'La Orza de Almería' cuenta con siete referencias diferentes. Tres a base de cerdo: lomo, cabeza y costilla. O dos de ibérico, lomo y cabeza. Y por último pavo y ternera, en estos casos dos recetas que han causado sensación, puesto que no son carnes que habitualmente se elaboren por este procedimiento, pero cuyo excepcional sabor ya se ha puesto de manifiesto.

Entre los condimentos básicos de las recetas está el aceite de oliva virgen extra que impregna cada uno de los recipientes, procede de Lubrín. Un producto muy especial, ya que sus características lo hacen el mejor para la elaboración, "al no tapar ni un ápice del sabor de la carne", explica Iván García.

"No escatimamos nada en el producto, no miramos el precio. Es más, la filosofía es si hay que invertir más para mejorar el producto en caso de que quepa la posibilidad, siempre se va a hacer", explica García.

El primer paso del proceso para su elaboración es el despiece de la carne, que se corta en porciones con dimensiones muy similares y de un volumen determinado, ni muy pequeñas ni excesivamente grandes, un punto intermedio que permite una cocción idónea para sacar todo el sabor de la carne. La segunda parte del proceso de elaboración que sigue Almericarne, el mismo que se hacía en el pasado, pasa por macerar la carne durante y luego freírla.

Posteriormente se coloca la carne ya cocinada en los botes de 500 gramos, donde 300 son de carne y 200 de aceite. Una elaboración que evoca a las de las antiguas matanzas y que no necesita nada más que la mano de estos especialistas que han hecho de una receta de toda la vida, un producto gourmet capaz de representar la gastronomía tradicional almeriense por toda la geografía española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios