AGR Almeria

El Ifapa investiga el virus del mosaico verde jaspeado del pepino en España

  • El centro de investigación recuerda que las buenas prácticas son imprescindibles ante la ausencia de cultivos resistentes a CGMMV

El virus del mosaico verde jaspeado del pepino se observó por primera vez en España en los 90, en Almería. El virus del mosaico verde jaspeado del pepino se observó por primera vez en España en los 90, en Almería.

El virus del mosaico verde jaspeado del pepino se observó por primera vez en España en los 90, en Almería. / efe / carlos barba

El CGMMV (Virus del mosaico verde jaspeado del pepino) llama dos veces: en los últimos 25 años, dos cepas de diferente origen de este tobamovirus han entrado en los cultivos de cucurbitáceas del sur-este de España. Ambas se transmiten fácilmente por contacto, pueden permanecer en suelo durante largo tiempo, y probablemente han sido introducidos por semillas infectadas. Su control supone un nuevo reto para la producción hortícola bajo invernadero.

Así lo recoge el número 336 de la revista Horticultura, que recuerda que el Cucumber green mottle mosaic virus (CGMMV), es un tobamovirus que causa enfermedad en cultivos de cucurbitáceas en donde origina mosaico, moteado, clorosis e incluso abullonado de las hojas. Puede causar importantes pérdidas económicas ya que produce síntomas de deformación y mosaico en los frutos, especialmente en pepino.

En particular en sandía, el virus causa un deterioro y licuado de la pulpa que adquiere un aspecto sanguinolento por lo que pierde todo su valor comercial. La enfermedad fue descrita por primera vez en España en los años 90 en cultivos de pepino en la provincia de Almería.

Para mejorar el conocimiento sobre los métodos de control de CGMMV en el sudeste de España, varios investigadores del Centro Ifapa de La Mojonera y de Labcolor han estudiado la epidemiología del virus analizando entre 2013 y 2015 un total de 154 cultivos protegidos: 119 de pepino, 21 de melón, 13 de sandía y uno de calabacín.

Se determinó que la presencia de CGMMV era independiente del uso de plantas injertadas, del origen de las semillas y del tipo de cultivar, o del origen del agua de riego (pozos propios o comunes).

Sin embargo, la infección si estaba relacionada en muchos casos de si hubo o no infecciones previas por CGMMV en las fincas o en el entorno de las mismas. También se determinó que el 20% de las plantas regadas con agua proveniente de perlita infectada, y un 5% de las regadas con agua proveniente de tierra infectada fueron positivas a la infección por el virus durante la campaña de primavera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios