• La provincia produce en torno al 90% en aceite de oliva virgen extra sobre el total de su producción en almazara

  • La cosecha se ha adelantado casi todas las zonas por unas temperaturas especialmente benignas

Campaña 2020-2021

Olivar de Almería: baja el volumen, pero la calidad es de sobresaliente

El productor Juan Alférez comenzó este viernes su cosecha en Abla. El productor Juan Alférez comenzó este viernes su cosecha en Abla.

El productor Juan Alférez comenzó este viernes su cosecha en Abla.

Javier Alonso (Abla)

Escrito por

· Francisco Maturana

Redactor

La campaña de recogida del olivar se encuentra ya en su fase final en una provincia de Almería que, aunque no es ni de lejos la mayor productora de la región, sí que tiene un peso específico muy importante por nombre y calidad en el panorama nacional y mundial.

De hecho, es la única provincia andaluza donde desciende la previsión productiva de este 2020 con nada menos que un 22% (un 14% menos que la media del último lustro) según datos de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, en un contexto en el que pese a este acusado descenso por la parte almeriense, el cómputo general de la comunidad arroja que el global subirá hasta casi en un 50%.Pero Almería no lucha en números, sino en calidad. Y es que, a diferencia del resto, en torno al 90% de lo que produce en la treintena de almazaras con las que cuenta es aceite de oliva virgen extra. Es decir, el oro líquido por antonomasia, el más cotizado, el mejor y el de más calidad.

Y es que lo de la provincia tiene especial mérito. Careciendo de una denominación de origen, a diferencia de otras zonas productoras importantes, la marca Almería se ha posicionado por el buen hacer de sus productores que llevan ya dos décadas buscando la calidad por encima de todo.

Dentro de las variedades más comunes, que son la picual, hojiblanca y arbequina, la provincia tiene una previsión esta campaña de 67.200 aceitunas para almazara, de las que se obtendrán en torno a 12.000 toneladas de aceite, con una producción solo mayor que Cádiz y Huelva. Eso sí, otro factor a tener en cuenta y que engrandece aún más a Almería es que presenta la mayor subida andaluza en lo que se refiere a producción certificada como 100% ecológica, con una subida del 107,9% con respecto a la 2019-2020, lo que supondrá un total de más de un millar de toneladas de este aceite.

En estos momentos, la recolección se encuentra bastante avanzada, y está concluyendo en las principales comarcas productoras, caso de la comarca de Nacimiento y el Campo de Tabernas. En este caso, la zona más importante por características y volumen, cuya recogida se extenderá hasta prácticamente el día de Navidad, donde hay parcelas de Lechín de Granada, una variedad muy apreciada pero de difícil acceso para su recolección dado su pequeño tamaño, y Picual con una edad comprendida entre los 15-20 años.

Almería cuenta con muchos productores, empresas ya afianzadas y de gran reconocimiento en el panorama nacional y mundial, pero también pequeños que encuentran en esta actividad un pequeño complemento de renta, o bien lo dedican para tener su propio aceite durante todo el año. Juan Álférez comenzaba ayer mismo con la cosecha de su más de medio centenar de olivos en Abla. “Los tengo muy bien, además este año será una gran cosecha, a diferencia del pasado”, explica este productor que cuenta con la variedad de la zona. Y en paralelo, Juan Álferez, pero en este caso hijo, cuenta ya con un olivar que suma 270 árboles plantados de alberquina, picual y hojiblanca, algunos jóvenes, de 2-3 años, pero que le están dando un gran rendimiento con el regadío implantado a casi 100 kilómetros de la finca de su padre, en este caso en Las Norias. “Este año cuento con poquita cosecha, pero de gran rendimiento, ya que las altas temperaturas han hecho que la oliva no tenga exceso de agua, y también se ha adelantado una recogida que terminamos hace ya una semana”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios