AGR Almeria

Trabajo, ahorro e inversión, en ese orden, la fórmula de Hispatec

  • José Luis Molina pone en valor la capacidad de su equipo y el paso dado hacia la internacionalización y la constitución de Hispatec Analytics en 2018

José Luís Molina, presidente de Hispatec. José Luís Molina, presidente de Hispatec.

José Luís Molina, presidente de Hispatec.

Una empresa que nació para facilitar y desarrollar el milagro almeriense por los 80 y que hoy día sigue contribuyendo a su mejora, tanto en toma de decisiones como en funcionamiento, ampliando su presencia más allá de las fronteras nacionales. Así es la empresa tecnológica enfocada al sector agrícola Hispatec, que da soluciones de gestión o software que cubren tanto procesos de precosecha como de poscosecha. Según explica su presidente y CEO, José Luis Molina: “Cuando se habla de tecnologías agrotech o smartagro, Hispatec se ha posicionado en un ámbito que está a caballo dando integridad y coherencia digital a todos esos procesos”.

La empresa, que nacía en 1985 en Almería como una compañía de sistemas de información, factura actualmente en torno a 8 millones de euros y emplea a 120 personas. “A finales de los 80 en Almería se estaba produciendo un boom de la producción hortícola en invernadero. Había muchas cooperativas y empresas que necesitaban compañías tecnológicas que les ayudaran”, añade Molina en un vídeo corporativo difundido por Hispatec. De acuerdo a las palabras de su presidente, la firma está creciendo a doble dígito, “con ambición sana pero, sobre todo, buscando que ese crecimiento sea de clientes convencidos a los que generamos un valor muy claro, que nos permita generar relaciones de confianza de largo plazo”. Hispatec lo tiene claro, su interés está en reinvertir y apostar por nuevas soluciones y productos, “cuando nos va mejor lo que hacemos es invertirlo en producto, apostamos por el crecimiento y el desarrollo a largo plazo, que tiene una fórmula muy sencilla: trabajo, ahorro e inversión, en ese orden”.

Uno de los ‘secretos’ del buen hacer de Hispatec pueden hallarse en su equipo multidisciplinar. En este sentido, Gonzalo Martín, director de Hispatec Analytics, detalla: “Somos agrónomos y tecnólogos y unimos esas dos visiones. Nuestros equipos son mixtos y formados ese es un gran valor añadido”. De esta forma continúa José Luis Molina: “Es un lujo de contar con un equipo multidisciplinar muy competente, muy bien coordinado y sincronizado capaz de generar ideas y proyectos”.

Una de las claves de la firma, que emplea a unas 120 personas, está en su equipo multidisciplinar

Hispatec dio el salto internacional hace unos cinco años, y lo hizo en México, “asumimos que era un país parecido a España en ciertos aspectos, en el sentido de que era un gran productor de frutas y hortalizas que exportaba a sus vecinos del norte y decidimos tener un proceso de internacionalización calmado”. Sin prisa, así desde Hispatec se dieron dos o tres años para entender qué implicaba pasar de un país a dos o tres países, “ una vez concluido ese proceso de aprendizaje, hemos acelerado y estamos en un proceso de crecimiento más claro”, expone su presidente.

Gonzalo Martín describe que Hispatec está hoy ya implantada en Chile, Perú y México, además cuenta con desarrollo comercial en Ecuador y en Marruecos, asimismo posee también clientes en Japón, Túnez, Portugal, Brasil, además de los países antes mencionados, entre otros. “Lo que estamos haciendo es multiplicar las capacidades empresariales y técnicas como grupo por el número de ubicaciones”, añade Molina.

Casi en paralelo a la decisión de apostar por el mercado internacional, la compañía también empezaba a trabajar en analítica, big data e inteligencia artificial, “en 2018 le hemos dado forma de empresa independiente que el mercado valora y aprecia y hay un equipo excepcional”. Hispatec Analytics se dedica a ofrecer servicios de inteligencia decisional para la cadena agroalimentaria y, como apunta Molina, ayuda a los productores y demás eslabones que integran el proceso, a tomar mejor decisiones con menos, de manera más sostenible y justa. “Nacimos con necesidades detectadas y oportunidades abiertas y nuestro trabajo era cerrarlas. Nuestros primeros clientes era fuera de España y donde no teníamos presencia directa”. En un año la empresa crecía alrededor del 40% en volumen de facturación y clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios