AGR Almeria

La agricultura de precisión creará nuevos perfiles en el agro en Europa

  • Un estudio sobre el sector agropecuario destaca las principales necesidades profesionales que tendrá la industria agroalimentaria de cara a 2050, a partir de la aplicación de la agricultura de precisión

  • Los empleos se relacionan con la seguridad alimentaria, la trazabilidad y la supervisión de cultivos

El uso de drones en el campo se extenderá cada vez más gracias a sus aplicaciones. El uso de drones en el campo se extenderá cada vez más gracias a sus aplicaciones.

El uso de drones en el campo se extenderá cada vez más gracias a sus aplicaciones. / EFE / José Manuel Pedrosa

El reciente estudio ‘La agricultura de precisión y el futuro del sector agropecuario en Europa’, publicado por la Oficina de Publicaciones de la Unión Europea con un horizonte de sus tesis en el 2050, destaca entre sus conclusiones, los cambios sociales y los nuevos perfiles profesionales que se pueden dar en el agro a partir de la aplicación de la agricultura de precisión (AP).

Así lo recoge el portal agrícola de la asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas de Almería, Coexphal, ‘Almería en verde’, que ha publicado este informe sobre las necesidades laborales del sector agroalimentario a medio plazo.

Desde el geoingeniero, especializado en la captura de carbono en relación con la producción de alimentos, o el agricultor de energía, especializado en la producción y la gestión de energías renovables para el ámbito local, pasando por el responsable de la web de la explotación, encargado de ofrecer una visión continua y positiva al mundo exterior, explicando lo que va sucediendo y organizando con frecuencia visitas virtuales para escolares; el terapeuta animal, que se encargará de dar bienestar a los animales de granja, garantizando que los consumidores que compran carne o productos lácteos de la explotación pueden acceder a la información sobre el bienestar de los animales, o la figura del insecticultor, que cultivará grandes cantidades de insectos para su uso como depredadores naturales a efectos del control de las nuevas especies de insectos que se propagan en las zonas rurales debido al cambio climático.

Según el informe, la agricultura de precisión puede contribuir activamente a la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos, con la mejora de la trazabilidad y la supervisión de los cultivos. Los productores, minoristas y consumidores podrán supervisar más fácilmente la cadena alimentaria. Las enfermedades indetectables con los métodos tradicionales se podrán prevenir mediante sensores ópticos automatizados y opciones de planificación inteligentes más sofisticados que los de hoy.

Sostenibilidad

En el estudio, dirigido especialmente a los parlamentarios europeos, especifican que un buen apoyo para lograr la sostenibilidad a través de un aumento de la productividad del sector sería la creación de un tercer pilar en la PAC (2021-2027) dedicado al medio ambiente y las tecnologías sostenibles.

El estudio aboga por la creación de un tercer pilar en la PAC (2021-2027) sobre medio ambiente y las tecnologías sostenibles

Sistemas de guiado automatizados, geocartografía para identificar los tipos de suelo y los niveles de nutrientes de cada campo de cultivo, sensores y la teledetección para recopilar datos a distancia y evaluar la salud del suelo y del cultivo; los robots agropecuarios del futuro, autónomos y capaces de reconfigurar su propia arquitectura para realizar diversas tareas, son avances que ayudarán a lograr una agricultura y ganadería más sostenibles.

Las energías renovables también han llegado al campo. Las energías renovables también han llegado al campo.

Las energías renovables también han llegado al campo. / Rafael González

Finalmente, la cuarta conclusión del estudio es que la agricultura de precisión, o agricultura 4.0 que llaman algunos, puede contribuir al aumento de los niveles de empleo y educación en el mundo rural. Distintos estudios ponen de relieve que el abandono escolar en los pueblos de Europa es un problema.Además, afirman en el estudio “la población rural no solo tiene que superar la brecha educativa con respecto a la población urbana, sino que ha de adquirir nuevas capacidades que el sistema educativo local no siempre contempla. Sin embargo, las tecnologías de AP realmente pueden impulsar el nivel de educación en las zonas rurales, ya que todas ellas están relacionadas con las competencias identificadas por la Unión para el incremento de la competitividad y el crecimiento.

¿Cómo será la agricultura en 2050?

El documento sobre agricultura de precisión finaliza con una reflexión: La gran diversidad del sector agropecuario en la Unión, sobre todo en lo que respecta al tamaño de las explotaciones, los tipos de actividades agropecuarias, las prácticas agrarias, la producción y el empleo, plantea un reto especial para los responsables políticos europeos. Así pues, la actuación política de la Unión Europea ha de ajustarse a cada Estado miembro, habida cuenta de que las oportunidades y las preocupaciones varían enormemente en función del país.

La agricultura 4.0 puede contribuir al aumento de los niveles de empleo y educación en el mundo rural, según el informe

Según los expertos que han elaborado dicho estudio “las medidas que se introduzcan en la próxima revisión de la PAC deberían establecer diferencias entre los Estados miembros teniendo en cuenta que las oportunidades y las preocupaciones difieren de un país a otro”.

El Ifapa estudia el uso de sensores

La variabilidad espacial del suelo es el resultado de la compleja interacción entre el relieve, el material parental, el clima, la vegetación y los organismos durante el proceso de formación de éste. Durante siglos la agricultura ha sabido conciliarse con esta variabilidad intrínseca, pero la progresiva industrialización de la agricultura durante el siglo pasado y el cambio de escala de trabajo que implica hicieron que se obviara.Debido a la creciente concienciación medioambiental y la necesidad de realizar un uso más racional de insumos y recursos para alcanzar una agricultura rentable y más sostenible dieron lugar al paradigma de la “Agricultura de Precisión”, en la que se realizan las labores agrícolas de forma diferenciada en función de las necesidades específicas del cultivo en cada momento y en cada punto de la parcela.

En este contexto, surgió el uso de la inducción electromagnética, como medida de la conductividad eléctrica del suelo en estudios de salinidad, y posteriormente como herramienta genérica para cuantificar la variabilidad del suelo en aplicaciones de Agricultura de Precisión y apoyándose en sistemas de posicionamiento global, accesibles a partir de los años 90, para georreferenciar las mediciones realizadas y así facilitar el desarrollo de cartografías.

El objetivo de estos estudios es acercar esta tecnología a los distintos sectores productivos y dar a conocer a modo de ejemplo distintas aplicaciones de la inducción electromagnética en la agricultura.

Son numerosas las aplicaciones que los sensores de inducción electromagnética pueden tener en distintos sectores de la agricultura andaluza, en los que se requiere la estimación de propiedades del suelo tales como la salinidad, la humedad o el contenido de materia orgánica.

Algunos ejemplos de las aplicaciones de esta tecnología son: evaluación in situ de ensayos agronómicos; delimitación de zonas de manejo homogéneas; evaluación de la salinidad del suelo; estimación del contenido de materia orgánica; seguimiento de la humedad del suelo (estimación de las propiedades del suelo para diseñar un sistema de riego; y estimación de la humedad bajo un árbol).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios