Fruit Attraction 2021

Cajamar, análisis y apoyo ante los retos del sector agro

  • La generación y el intercambio de conocimiento es uno de los pilares de la entidad, que lleva más de 45 años apoyando a todos los actores que intervienen en el proceso productivo

Por el stand de Cajamar pasará mucho conocimiento sobre el sector durante los tres días de Fruit Attraction 2021.

Cajamar es un actor de primera fila en el sector agroalimentario andaluz y nacional por muchas razones, y desde luego es mucho más que una entidad que financia proyectos u ofrece crédito a productores. La corporación tiene una importancia capital en la generación e intercambio de conocimiento relacionado con la producción, transformación y comercialización de alimentos. Ese, el comunicativo, la puesta en común de análisis, datos y opiniones de expertos en distintas materias, seguirá siendo su principal objetivo en el regreso presencial de Fruit Attraction a IFEMA. Por el stand de Cajamar pasarán durante los tres días de la feria todos los retos a los que se enfrenta el sector a día de hoy y ante los que la entidad no sólo aspira a ejercer un papel de acompañamiento, sino de liderazgo.

Sostenibilidad, salud, innovación, alimentación saludable, digitalización, energías renovables, productividad y alimentos sostenible... son solo algunos de los grandes desafíos que se presentan para los próximos años a nivel mundial y en los que va a tener una importancia decisiva la apuesta de la Unión Europea por una agricultura y ganadería más ecológica a través de las estrategias ‘Biodiversidad’ y ‘Del campo a la mesa’, que no buscan sino la reducción del uso de productos químicos (fitosanitarios, pesticidas) y la reconversión progresiva a la agricultura plenamente ecológica. El nuevo paradigma en el campo a nivel mundial ha llegado y resulta imperativo que todos los actores del proceso sean conscientes de ello. Cajamar estará a su lado.

La formación agroalimentaria continua es uno de los pilares que Cajamar considera básicos para seguir avanzando y que la agricultura regional y nacional aumente su competitividad y sea capaz, además, de incrementar sus niveles de sostenibilidad. El cambio de modelo productivo hacia producciones más ecológicas es un hecho y esto implica esfuerzo y necesidad de formarse, de ahí que Cajamar conceda tanta importancia a este ámbito y crea tanto en la necesidad de seguir promoviendo la transmisión de conocimiento, como lleva haciendo 45 años, con la capacidad de saber adaptarse a la nueva tecnología y a la situación de los mercados.

Sus centros experimentales y de investigación, con el de Las Palmerillas como gran estandarte, generan nueva información y conocimiento continuamente, lo que ha permitido a la compañía disponer de un catálogo formativo que apunta hacia cuatro grandes áreas temáticas: agrosostenibilidad, alimentación y salud, tecnología de invernaderos y bioeconomía. Desde Cajamar se ofrece formación teórica y práctica a través de distintos formatos y acciones, como jornadas, seminarios, talleres, cursos y webinars. Estas acciones, además, atraen talento y sin duda contribuyen a una mayor preparación de los actores con participación directa en el sector agroalimentario.

Cajamar tiene bien definida la estrategia a seguir para responder a los retos del futuro inminente, identificados los hitos que definirán el éxito de productores y comercializadores. Los más importantes pasan por el proceso de sensorización y digitalización de los cultivos y las explotaciones ganaderas; la mejora de los suelos, en la búsqueda de una mayor riqueza de microorganismos simbióticos con las raíces; el control integrado de plagas; la mejora de las infraestructuras y las tecnologías; o la bioeconomía circular, que permite un aprovechamiento pleno de los recursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios