Fruit Attraction 2021

La fuerza del trabajo en equipo y la responsabilidad, Vicasol

  • La cooperativa almeriense ha mostrado fortaleza y unión durante la pandemia gracias a su gran ‘familia’

  • Fue pionera en la aplicación de medidas de seguridad y prevención

Reciente visita del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, a las instalaciones de la cooperativa.

La pandemia ha puesto a prueba a todo el sector agroalimentario, que ha demostrado su fortaleza en todos los sentidos y su capacidad de reacción ante los retos, por muy exigentes o inminentes que sean. Desde todos los ámbitos se ha contribuido a mantener la cadena de distribución en marcha y preservar la normalidad tanto en las explotaciones agrícolas como en el proceso de comercialización, lo que ha conllevado un gran esfuerzo. De todo ello es un fiel ejemplo la cooperativa de primer grado Vicasol, que ha demostrado estar, por encima de todo, centrada en las personas. La firma almeriense ha conseguido consolidar sus proyectos y seguir creciendo, a pesar de la coyuntura que ha supuesto la crisis sanitaria. La clave, sin duda, ha sido la fuerza del trabajo en equipo de su gran grupo humano. Los socios y sus familias, los trabajadores, así como sus clientes y proveedores han dado, y lo siguen haciendo, el do de pecho. En total, la unión de más de 1.000 agricultores socios y 2.500 trabajadores ha hecho la fuerza.

Vicasol lo ha vuelto a hacer posible, tal como destaca su presidente, Juan Antonio González, quien apunta a “lo valientes que ha sido todo nuestro equipo, cada trabajador, los agricultores y sus familias”. Gracias a ello, reconoce, “hemos podido seguir funcionando y cumplir nuestro compromiso de seguir suministrando frutas y verduras al mundo”. González es un veterano en las lides presidenciales de la cooperativa, y de hecho durante este pasado verano ha sido reelegido por séptima vez consecutiva como principal cabeza visible de la compañía.

A pesar de la coyuntura sanitaria, Vicasol ha consolidado sus proyectos en el último año y sigue creciendo

En febrero de 2020, justo antes del primer confinamiento y de decretar el estado de alarma, la cooperativa ya estaba trabajando en las medidas de prevención necesarias para garantizar la seguridad de todo el equipo. Esto les permitió una rápida capacidad de reacción para seguir funcionando con toda la normalidad que fue posible. Se aplicaron más de una veintena de medidas en los cuatro centros logísticos de la cooperativa, con turnos de trabajo para todo el personal y cumplimiento de distancias de seguridad, mascarilla obligatoria suministrada por la entidad, o toma diaria de temperatura en cada turno, entre las medidas adoptadas.

Además, Vicasol participó en numerosas iniciativas solidarias, colaborando tanto en la construcción de pantallas en impresoras 3D, como con ONGs que solicitaban alimentos para hacerlos llegar a las familias más necesitadas de dentro y de fuera de la provincia de Almería. A estas iniciativas se sumó la donación de material de protección para el personal sanitario de diferentes centros.

A día de hoy la cooperativa sigue aplicando buena parte de estos protocolos, como los separadores que se instalaron en las líneas de trabajo de cada almacén, para garantizar la seguridad del personal. Además de consolidar su crecimiento, y a pesar de las dificultades de la campaña, por las razones anteriormente citadas, Vicasol ha logrado seguir incrementando su cuota de mercado, además de seguir innovando con nuevas variedades que comienzan a conquistar nuevos mercados.

Responsabilidad Social Corporativa

Durante el próximo año la cooperativa ha puesto el acento en dar un impulso al compromiso con el entorno que ha llevado a cabo durante sus más de 40 años de historia. Vicasol trabaja en equilibrio, su programa de Responsabilidad Social Corporativa, con el que busca que su actividad incremente la sostenibilidad de manera transversal: desde el punto de vista medioambiental, económico y social.

El programa de RSC de Vicasol está comprometido con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que establece Naciones Unidas. Fue pionera en certificar el 100% de sus cultivos en Producción Integrada y hoy por hoy el 10% de su producción está certificada en ecológico.

La utilización de energías limpias con la instalación de placas fotovoltaicas en los tres centros de manipulado, la optimización de los sistemas de riego que la ha llevado a obtener certificaciones mundiales, la colaboración con la repoblación de la Sierra de Gádor para recuperar los acuíferos del Poniente, o la organización de actividades para la limpieza del litoral, forman parte de algunas de las acciones realizadas por la cooperativa en materia de sostenibilidad medioambiental.

La divulgación de hábitos de vida saludable, entendidos como una cultura y un estilo de vida, es otra de las líneas transversales de su plan de acción. Con actividades como los talleres de divulgación de hábitos de vida sana entre los más pequeños, jornadas para promocionar entre sus socios y trabajadores la alimentación real, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios