AGR Almeria

"En manejo, no hay diferencias entre cultivos ecológicos en invernadero o al aire libre"

  • Salvador Belmonte es un agricultor de Biosabor que cuenta con una finca de 11,5 hectáras. En su opinión, el éxito de este modelo radica en "la preparación previa y la prevención"

Salvador Belmonte cuenta con una finca de 11,5 hectáreas donde cultiva especialidades de tomate. Salvador Belmonte cuenta con una finca de 11,5 hectáreas donde cultiva especialidades de tomate.

Salvador Belmonte cuenta con una finca de 11,5 hectáreas donde cultiva especialidades de tomate. / diario de almería

Biosabor SAT es una empresa referente en la provincia de Almería. De carácter familiar, nació en septiembre del año 2008 a través de la gran experiencia atesorada por sus socios en la horticultura ecológica, innovadora y sostenible en la zona del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, una filosofía que los hizo triunfar y que hoy día los sitúa como un paradigma en el sector. De hecho, cada vez son más los productores almerienses que se decantan por la reconversión ante la creciente demanda del mercado, donde el consumidor cada vez está más formado e informado sobre lo que quiere comer y, en esa elección, toman parte los productos 'bio'.

Uno de los agricultores de Biosabor es Salvador Belmonte, quien posee una finca con una superficie total de 11,5 hectáreas de invernaderos multitunel con la más alta tecnología, donde cuenta con sistemas de control climático (automatización de las ventilaciones, calefacción por agua caliente, aporte de CO2, etc). Y donde cultiva especialidades de tomate.

Reconversión"La transición fue complicada. Tuvimos a limitaciones de cultivo"

En su caso, comenzó con la agricultura ecológica allá por el año 2005, y "la transición fue complicada porque tuvimos que adaptarnos a condiciones y limitaciones de cultivo para los cuales no teníamos los conocimientos adecuados. Después de todos estos años continuamos aprendiendo en el día a día y con las herramientas con las que nos hemos dotado estamos mejorando en todos los aspectos del cultivo", explica Belmonte en una entrevista concedida a la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal), y que esta recoge en su blog.

Para este productor, hay una varios factores a tener en cuenta a la hora de cultivar en ecológico, por ejemplo como "en el periodo de producción que nosotros buscamos (otoño-invierno) fundamentalmente no podríamos cultivar estos tomates en el exterior por razones climáticas. Desde el punto de vista del manejo del cultivo, tratamientos e insumos, no existen diferencias entre cultivos ecológicos bajo invernadero o al aire libre".

Y él éxito en 'eco' se consigue fundamentalmente con "la preparación previa al cultivo y la prevención. En agricultura ecológica no contamos con métodos curativos eficaces para los problemas fitosanitarios comunes, por lo que tenemos que manejar sistemas y prácticas culturales preventivas para minimizar los daños. De hecho, toda la tecnología que hemos implementado va encaminada a conseguir esos objetivos". Las mejoras y las innovaciones tecnológicas introducidas en el invernadero para darle un valor añadido y mejorar el producto ecológico proporcionan un incremento cualitativo de la producción, no tanto cuantitativo. "Se han introducido con el objetivo de poder ofrecer a los clientes productos ecológicos con la calidad que exigen los mercados en determinadas épocas del año", concluye Salvador Belmonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios