Semillas

El 80% de las ventas de Ramiro Arnedo procede de investigación propia

  • La empresa emprendía a inicios de los 90 en el área de I+D y actualmente invierte más del 30% de sus ventas anuales a la investigación

Julián Arnedo, gerente de Ramiro Arnedo Julián Arnedo, gerente de Ramiro Arnedo

Julián Arnedo, gerente de Ramiro Arnedo / Diario de Almería

La firma de semillas Ramiro Arnedo pasó, a inicios de la década de los 90, de comprar y vender semillas a contar con su propio departamento de investigación. En esos momentos el mercado mundial cambiaba y no era fácil comprar semillas a terceros. Como explica su gerente, Julián Arnedo: “Hoy más del 80% de lo que vendemos procede de investigación propia”. La compañía invierte en I+D más del 30% del valor de sus ventas cada año.

Tal y como expone Arnedo, la firma siempre tiene proyectos de investigación en cartera, así actualmente trabaja sobre pimiento, lechuga, melón y berenjena, “también, ahora, tenemos otros importantes sobre cebolla y alcachofa”, dice el gerente de la empresa, quien destaca el capital humano y la formación de quienes trabajan en el departamento de I+D.

La casa de semillas española está presente en más de 35 países y cuenta con tres centros de investigación en Calahorra (La Rioja), Almería y Murcia desde los que trabaja productos a medida para cada zona, clima y tipo de agua.

Ramiro Arnedo cuenta con un nuevo almacén en el municipio riojano adecuado para albergar la mercancía de la empresa y en el que la temperatura está controlada a 10 grados y la humedad al 30%. Respecto a su campo de ensayos, la firma dispone de una finca de 17 hectáreas, sobre el nivel del Ebro, y como detalla Julián Arnedo ya hay en cultivo 20.000 metros de invernadero y 70.000 metros al aire libre. Las nuevas instalaciones han requerido de una inversión de en torno a 5 millones de euros, a la que han contribuido tanto ayudas estatales y regionales.

Ramiro Arnedo se ha convertido en una empresa de investigación, producción y venta. Dar este paso ha supuesto grandes inversiones durante los últimos años en tecnología de semillas, identificación varietal..., “ha sido una transformación completa de la empresa”. Las investigaciones de Ramiro Arnedo se centran ahora en la búsqueda de variedades resistentes a enfermedades, con altas productividades y diversas en colores, texturas y sabores. La empresa también está inmersa en nuevos proyectos orientados hacia el cuidado medioambiental. Por ejemplo, desarrolla variedades más resistentes capaces de crecer sin emplear químicos y estamos realizando una fuerte apuesta en semilla ecológica e invirtiendo en instalaciones en las que poder realizar estas investigaciones.

Uno de los retos es la globalización en cuanto a las patologías, “hay muchas enfermedades que hay que controlar”

Entre los retos que tiene por delante el sector, el gerente de la compañía destaca la globalización, no respecto a la comercialización en sí o el transporte, sino en cuanto a patologías: “Ahora hay muchas enfermedades que hay que controlar para evitar su importación”, en este sentido apunta a que hay determinados aspectos que van a ralentizar el mercado, hacerlo más complicado y más caro. Por todo esto, la casa de semillas ha reforzado los laboratorios de patalogía, ha establecido colaboraciones con otras empresas y con otros laboratorios españoles; como ejemplo Julián Arnedo expone que tiene un acuerdo de colaboración con el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) y Semillas Fitó para testar enfermedades en semillas.

A pesar de esta transformación empresarial, la firma mantiene intacta en su ADN, tras más de 75 años de historia, la esencia de la empresa que fundó Ramiro Arnedo Eguizábal, que siempre se ha caracterizado por ser una casa de semillas familiar y ofrecer un trato cercano al agricultor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios