Almería

El ADN permite procesar al presunto autor de la muerte a golpes de un hombreArrestados por traficar con "maría" en el este de Europa

  • La víctima sufrió un traumatismo craneal y hubo un segundo agredido que pudo salvarse

Ciudad de la Justicia de Almería. Ciudad de la Justicia de Almería.

Ciudad de la Justicia de Almería. / Rafael González

El ADN ha sido clave para poder procesar a A.L., un individuo que presuntamente mató a golpes a un hombre e hirió a otro que logró salvarse. El informe que ha probado que existían restos genéticos pertenecientes al investigado ha posibilitado que éste sea juzgado en un principio y que la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, Ana Belén Vico considere que existen indiciones suficientes para vincularlo con unos hechos que se remontan a la madrugada del 19 de junio de 2010. Según el auto de procesamiento de A.L., consultado por Diario de Almería, el investigado y otro varón que se encuentra en paradero desconocido provocaron entonces la muerte por traumatismo craneal y fractura a nivel de peñasco, a M.E., quien horas antes les había invitado a subir a su domicilio, en el que también se encontraba la víctima superviviente de la agresión, compañero de piso del primero.

De hecho, la juez considera que A.L. y su acompañante, asestaron varias puñaladas con una navaja en la zona de la garganta y el abdomen al superviviente con la inteción de causarle la muerte, causándole además un corte en la mano y la fractura de varias piezas dentales, esto último porque presuntamente le propinaron un fuerte puñetazo en la boca.

Sin embargo, a pesar de que la agresión a su compañero de piso fue mortal, éste logró escapar y pedir auxilio. Ello no evitó que sufriese diversas lesiones por arma blanca. En concreto, las siguiente lesiones según consta en el auto: "herida por arma blanca penetrante, transversal en toda la región anterior del cuello, herida por arma blanca a nivel cervical anterior izquierdo (bajo la anterior), herida por arma blanca penetrante en abdomen, epigástrica paramediana izquierda, herida por arma blanca a nivel facial, mejilla izquierda y herida por arma blanca incisocontusa en dorso de la mano izquierda, con sección parcial del tendor extensor".

El superviviente permaneció tuvo que ser ingresado en el Hospital Torrecárdenas donde se le hicieron diversas pruebas, se le dieron puntos de sutura, tratamiento farmatológico y quirúrgico... Hasta recibir el alta médica cuatro días después. Sin embargo, precisó de 48 días para poder recuperarse por cumpleto, tiempo en el que estuvo impedido para sus actividades habituales, de forma que en este tiempo tuvo que recibir rehabilitación para recuperarse por completo.

Como es lógico, el ataque ha dejado su marca en el cuerpo del compañero de piso del final, que luce para su desgracia en la actualidad diversas cicatrices de tamañaos distintos, la mayor de ellas de unos 19,5 centímetros de longitud en el abdomen.

Además del ADN, la declaración de esta víctima ha sido también vital para conseguir el procesamiento de A.L., ya que el presunto agresor fue reconocido fotográficamente y en una rueda de sospechosos por el agredido. Aunque también existen otras pruebas como una pericial dactiloscópica, informes médicos forenses, etc., que podrían llevar a su condena en un futuro no demasiado lejano. Así, la juez considera que los hechos podrían ser constitutivos de un presunto delito consumado de homicidio y de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa y estima procedente mantener la situación de prisión provisional sin fianza del ahora procesado, al que impone una fianza de 60.000 euros por la indemnización a la que "previsiblemente tendrá que hacer frente" por las lesiones y secuelas sufridas por el superviviente.

La Policía Nacional ha abortado la venta en El Ejido de 26 kilogramos de marihuana seca y envasada al vacío que iba a ser distribuida en el este de Europa y ha detenido a cuatro hombres de nacionalidades, lituana, albana, rumana y española. Entre los arrestados se encuentran los presuntos responsables de cuidar y transportar la droga y el líder del grupo encargado de cerrar la transacción.

Además, ha sido desmantelada una "guardería", situada en una vivienda del Paseo de las Lomas, utilizada como almacén donde los narcos mantenían la mercancía antes de ser distribuida. Los agentes iniciaron su actuación gracias a la llamada de un vecino que alertó de un fuerte olor a marihuana que procedía de una vivienda del edificio colindante al suyo, un hedor que podía apreciarse incluso en las zonas comunes.

Minutos después, varios policías se desplazaron al lugar indicado por el ciudadano y sorprendieron bajando las escaleras hacia la vía pública a cuatro personas con grandes bolsas de basura que contenían en su interior otras bolsas de marihuana envasadas al vacío. La Policía Nacional asegura que uno de los miembros de este grupo, de origen español, tiene contactos con otros narcotraficantes que operan a nivel internacional, quienes supuestamente se dedican a transportar la marihuana desde El Ejido hacia países del este de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios