AVE Almería Soterramiento y AVE de Almería permanecen en la UCI por el ‘virus’ del retraso

  • La dirección de la Mesa del Ferrocarril se reunirá virtualmente este jueves para abordar la situación de la infraestructura que mantendrá a la capital sin ferrocarril hasta 2021

Obras del soterramiento de las vías del tren a su paso por la ciudad Obras del soterramiento de las vías del tren a su paso por la ciudad

Obras del soterramiento de las vías del tren a su paso por la ciudad / Javier Alonso

Las obras para la eliminación del paso a nivel de El Puche y el soterramiento del tren a su paso por la ciudad se encuentran en activo. La urbanización de la zona está en marcha y ya está definido en su totalidad el contorno de la rotonda central y de las calles adyacentes, según ha informado la Mesa del Ferrocarril, desde donde se ha hecho un exhaustivo repaso sobre los niveles de ejecución de los proyectos para la llegada del AVE a Almería. Todos experimentan considerables retrasos

En El Puche, la empresa adjudicataria de este tramo para la integración del ferrocarril, ha finalizado todas las pantallas y la losa superior está colocada en casi todo el trazado, quedando por cimentar alguna sección, entre las calles Mariana de Pineda y Arboleas. Mientras, otros operarios se encuentran ejecutando los mencionados trabajos de urbanización, si bien, como apunta la Mesa del Ferrocarril, queda trabajo pendiente, no pudiendo completarse hasta la finalización de las losas superiores.

Tanto, que contabilizan, en función del ritmo registrado y del número de operarios, aún habrá que esperar otro medio año más para que pueda darse por completadas las actuaciones que abarca el proyecto. Faltan cimentar secciones en armadura, extraer la tierra del túnel tras un mes de fraguado, una vez terminada la losa superior, hacer el desmonte de terreno en la zona del puente de los Molino y  nivelar y compactar la plataforma de vía. La lista de tareas pendientes no acaba aquí.

La Mesa recuerda que queda también construir la losa inferior de hormigón dentro del túnel,  hacer la vía en placa sobre la losa inferior, colocar la superestructura de vía con carriles, bloqueos, señalización, líneas de comunicaciones, drenajes, catenaria etc. Y, además, terminar la urbanización de la zona y reponer servicios pendientes. "Son seis meses más", calculan y suman a los dos años y diez días transcurridos desde la adjudicación de este proyecto, cuya plazo de ejecución era de apenas 13 meses

Los desvíos provisionales del tráfico se mantienen en El Puche Los desvíos provisionales del tráfico se mantienen en El Puche

Los desvíos provisionales del tráfico se mantienen en El Puche / Javier Alonso

"En junio de 2019 la empresa adjudicataria de las obras COMSA retiró las dos máquinas pantalladoras que estaban trabajando en la obra, cuando quedaban aún por realizar 205x2 metros de pantalla, no volviendo a reanudarse los trabajos hasta noviembre de 2019. Esto introdujo un retraso de 5 meses.  El motivo alegado fue un modificado para poder alargar el túnel hasta 400 metros. Con el estado de alarma, ha habido un paro de más de un mes en las obras. A pesar de totalizar más de 6 meses de detención de los trabajos, no se justifica el enorme retraso acumulado de mas de un año y todavía no está el trabajo finalizado", critica la Mesa del Ferrocarril. No obstante, el 80% del proyecto está ejecutado. Lo que es seguro es que en 2020 no regresará el ferrocarril a la ciudad y se mantendrán los trasbordos a la estación de Huércal-Viator que alargan los trayectos en media hora.

Mayores retrasos registra el tramo Río Andarax-Puche.  De algo menos de dos kilómetros, se desgajó del proyecto de Alta Velocidad para poder ejecutarlo paralelamente en el tiempo con las obras del soterramiento del paso a nivel de El Puche y así reducir el tiempo de corte ferroviario en la ciudad de Almería. "En un principio se estimó en 10 meses, y ya llevamos 18 meses y medio", observa la Mesa del Ferrocarril. Adjudicado también a COMSA, este tramo básicamente consta de un modificado del antiguo trazado de la vía, eliminando la curva existente entre la zona del Centro Comercial Torrecárdenas y el polígono industrial Sector 20, y adaptado la plataforma para poder albergar la vía de ancho ibérico dirección Moreda y la de alta velocidad dirección Murcia.

"Estos trabajos están muy retrasados. El grueso del trabajo es la realización de un importante desmonte, del orden de 100.000 metros cúbicos, de movimiento de tierras, para la realización de una trinchera que elimine la mencionada curva; además de dos muros de sustentación del terreno en la trinchera. Del desmonte, prácticamente no hay hecho nada y, por tanto, la obra de los muros no ha comenzado. También se incluye un muro de separación de la plataforma con el Sector 20, que está realizado en gran parte, la nivelación de la plataforma, construcción de varios pasos inferiores y reposición de la vía convencional con todos sus servicios (señales, catenaria etc)".  

El desmonte en la zona de la curva no se ha comenzado a hacer. "Se dijo en noviembre de 2019, que debido a un relleno antrópico en la zona del desmonte era necesario un modificado del proyecto y un sobrecoste de 1.072.035 € para el procesado del material del desmonte. Es increíble que cuando se realizó el proyecto no se hubiera tenido en cuenta tal relleno, pues los ingenieros redactores deben recorrer el terreno del trazado para observar a pie trazo cualquier singularidad del terreno que tenga que ser tenida en cuenta en el proyecto. No obstante, nosotros hemos recorrido la zona y no observamos la gravedad del porcentaje de terreno con relleno de escombros", apuntan los miembros de la Mesa del Ferrocarril, así como la obra parada en este tramo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios