Almería

Abogados y arquitectos de Almería proponen reconvertir locales vacíos en viviendas adaptadas

  • Ambos Colegios Oficiales se han dirigido a las administraciones por la "alarmante situación de abandono" en la que se encuentran muchos inmuebles

Una mujer con movilidad reducida cruza por delante de un local sin uso y con mala imagen Una mujer con movilidad reducida cruza por delante de un local sin uso y con mala imagen

Una mujer con movilidad reducida cruza por delante de un local sin uso y con mala imagen / Javier Alonso

A los ayuntamientos de la provincia, a la Diputación Provincial y a la Junta de Andalucía se han dirigido los Colegios Oficiales de Abogados y Arquitectos de Almería expresando la preocupación por la existencia de numerosos locales vacíos en los bajos de los edificios durante largos periodos de tiempo y la consiguiente ausencia de la debida conservación que, inciden, afecta a la propia seguridad de los inmuebles donde se sitúan y, por añadido, a una pérdida patrimonial, que no dudan de calificar deinadmisible”. Abogados y arquitectos se han aliado en este comunicado conjunto en el que proponen a las administraciones el arbitrio de medidas para su puesta de nuevo en uso y facilitar la reconversión de estos locales, por ejemplo, en viviendas accesibles para personas con movilidad reducida.

Abogados y arquitectos proponen que se establezcan mecanismos que favorezcan la puesta en uso de los locales vacíoscon el rango de actividades más amplio posible, facilitando que, aquellos con menor viabilidad comercial y con las condiciones de habitabilidad adecuadas, se puedan reconvertir en viviendas accesibles para personas con movilidad reducida u otras iniciativas al respecto”, desgranada Juan Luis Aynat Bañón, decano del Colegio de Abogados.

De esta manera se conseguiría revitalizar barrios a través de la consolidación y permanencia de los residentes, mejorando su calidad de vida en viviendas más accesibles y confortables, además de la rehabilitación del parque edificatorio en desuso, lo que afecta positivamente a la seguridad de las edificaciones, su conservación, mantenimiento y la imagen urbana, además de la generación de una mayor bolsa de inmuebles disponibles a pie de calle que ofrezcan una solución y mayor comodidad a las personas con limitaciones de movilidad que tengan que servirse de dispositivos mecánicos coadyuvantes.Esta acción acarreará varios beneficios indirectos, como pueden ser la continuidad del pequeño comercio de cercanía para atender las necesidades de esta población y un efecto llamada para atraer a nuevos residentes y nuevas actividades, vital para la anhelada recuperación económica ante la dañina irrupción del coronavirus que ha afectado gravemente a sectores como el comercio y también la construcción-rehabilitación”, añade el decano del Colegio de Arquitectos, José Díaz.

La iniciativa, que en principio debe ser privada, es necesario incentivarla y facilitarla desde lo público. Existen mecanismos para ello, algunos de los cuales son reseñados en el escrito dirigido a las administraciones públicas como un diagnóstico sobre las carencias de los barrios respecto actividades, de manera que se podría asesorar a los propietarios de locales y emprendedores sobre qué tipo negocios podrían tener mejor acogida; la inclusión de los citados cambios de uso a vivienda en los programas de rehabilitación municipales; incentivos fiscales; o flexibilizar la aplicación o modificar la normativa técnica y urbanística vigente para facilitar las adaptaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios