Almería

Absuelto tras decir que "era normal que hubiera violencia de género"

  • El juez considera que al no dirigirse directamente a su pareja no se trata de una amenaza a ella

Al ser detenido dijo "que era normal que hubiera violencia de género." Por ello, el Ministerio Fiscal reclamaba 8 meses de prisión por un delito de amenazas leves para el acusado, A.H.L. Sin embargo, el magistrado-juez Luis Miguel Columna Herrera ha absuelto al procesado porque se lo dijo a los policías que lo arrestaban y no se dirigía directamente a su compañera sentimental.

Los hechos, según consta en la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Almería consultada por este periódico, tuvieron lugar sobre las seis de la tarde del 6 de junio de 2018. Columna señala que A.H.L. había estado unido sentimentalmente desde tiempo atrás con su pareja y que la relación entre ambos se había ido deteriorando.

También indica que no consta que en ese momento "hubiera algún acto de amenaza o intimidación por parte de él hacia ella".

Indica el juez que el "delito de amenazas, considerado en términos dogmáticos por la doctrina del Tribunal Supremo, como un delito de simple actividad, de expresión y de peligro" y que "basta, para que el delito se dé, la idoneidad de la amenaza en sí misma (peligro abstracto), sin necesidad de que la perturbación anímica haya tenido lugar efectivamente (peligro concreto), sin perjuicio de que este último riesgo para el amenazado concurra también, cosa que ocurrirá la mayor de las veces, lo que viene a dotar al delito de amenazas de autonomía como delito contra la libertad y seguridad frente al básico delito de coacciones".

Sin embargo, advierte Columna, "en el caso enjuiciado, es tan débil la prueba que se ha practicado, que la misma ha de considerarse insuficiente para enervar la presunción de inocencia". Asimismo, afirma que "respecto de la frase que dijo cuando fue detenido, no consta que esta fuese dirigida a su compañera, ni que esta la oyera, por lo que no procede ni siquiera estudiar si se trata de una amenaza o no. La sentencia no es firme y cabe recurso de apelación contra ella ante la Audiencia Provincial de Almería en un plazo de cinco días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios