Almería

Acuden al Defensor del Pueblo para pedir "educación de calidad"

  • Un grupo de padres de 38 niños que estudian en el colegio Virgen del Río han denunciado que el continuo cambio de profesores afecta a sus pequeños

Un grupo compuesto por 38 padres y madres de alumnos del Colegio Público Virgen del Río de Huércal-Overa ha remitido un escrito por alumno, dirigido al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, en el que solicitan a dicha Institución su intervención y la concesión de su amparo puesto que los padres consideran que en el citado colegio se está "vulnerando el derecho de sus hijos a recibir una educación de calidad, recogido en el artículo 27 de la Constitución Española de 1978", detalló uno de los padres afectados. Además, piden al defensor del pueblo que no se entienda seste artículo de modo restrictivo sino en un sentido amplio como recoge la Ley Orgánica siendo parte de este derecho que se reciba con calidad.

En concreto, el pasado 22 de enero este grupo de padres y madres del Colegio Virgen del Río se puso en contacto con la Asociación de Madres y Padres (AMPA), Warcal y manifestaron que ese mismo día se había depositado en la oficina de correos de la localidad un sobre certificado con acuse de recibo dirigido al defensor del pueblo andaluz, en el que se remitían los 38 escritos. La AMPA ha mostrado su apoyo a este grupo de padres ante sus reivindicaciones.

En concreto, lo que ha llevado a estos padres a tomar esta decisión, según explicó uno de los afectados es que "desde el comienzo de este curso 2008/2009 en la clase de mi hijo se ha producido un camino constante de profesor que hace muy difícil que la educación de mi hijo se produzca de una forma satisfactoria, primero por las dudas en el nombramiento del Tutor del curso, que llevó a que las materias asignadas al mismo fuesen impartidas de forma intermitente por dos profesores, y después por las bajas por enfermedad y ausencias del tutor y los profesores de apoyo que lo sustituían, resultando que en el primer trimestre de este curso escolar los niños tuvieran que adaptarse al menos a cuatro profesores diferentes, cada cual con su forma de dar las clases y normas de conducta", denuncia uno de los padres afectados.

En el escrito se señala que terminado el primer trimestre, y al regreso de las vacaciones de Navidad, "las cosas no han mejorado sino que en los días transcurridos desde la reanudación de las clases dichas materias educativas han sido impartidas intermitentemente por Profesores de Apoyo del Centro, en ningún caso en periodos de más de cuatro días seguidos por el mismo profesor.

Así los padres de estos alumnos consideran que la situación está incidiendo de forma negativa tanto en el rendimiento escolar de los niños como en el equilibrio emocional. Ante la preocupación que esta situación ha provocado los padres han solicitado la intervención de la dirección del Centro a fin de encontrar una solución para que se estabilice el profesorado y se normalice la clase, ya que de seguir así los niños "no alcanzarán un nivel educativo adecuado que le permita afrontar con éxito el próximo curso".

Desde la dirección señalan que los niños están bien atendidos y que todo se sigue según los procedimientos legales establecidos. No obstante los padres han solicitado a la Inspectora de Educación de la zona y a la dirección una reunión para tratar el asunto sin que de momento haya habido éxito en la convocatoria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios