Entrevista a la candidata socialista a la Alcaldía de Almería

Valverde: “Los almerienses no pueden dejar que el Ayuntamiento lo marque la ultraderecha”

  • La candidata del PSOE apela al voto de la izquierda para evitar el gobierno “trifachito” en la capital. Asegura que cuenta con un proyecto que creará empleo y “orgullo” de ciudad

Adriana Valverde, con vistas a la Casa Consistorial Adriana Valverde, con vistas a la Casa Consistorial

Adriana Valverde, con vistas a la Casa Consistorial / Rafa González

A Adriana Valverde, funcionaria de profesión, no le asaltaron dudas cuando en 2007 le propusieron entrar en la política activa y eso que sus dos hijos, Adrián y Mar, ahora con 31 y 27 años, no veían claro el salto a lo público. Quien lleva fatal los embistes es su madre y en estos momentos, sobre todo, las plantas de la terraza que tanto adora y que se han quedado sin abonar en mayo, en esta carrera del PSOE que puede catapultarla como la primera mujer alcaldesa de Almería.

–Es la primera vez que uno de los grandes partidos tradicionales presenta en la capital una mujer como cabeza de lista, pero su partido no lo ha destacado. ¿Por qué no aprovechar la corriente feminista?

-Creo más en el mérito y en la capacidad, y no hemos querido enfocar la campaña por ahí. Es cierto que me paran por la calle muchas mujeres diciéndome que le he echado valor. Debemos demostrar que somos capaces, pero no por ser mujer se es meritoria de estar en la Alcaldía. Cuando te han dicho más de ocho veces que voy a ser la alcaldesa más guapa (ríe), me sienta fatal. Prefiero ser la alcaldesa más capaz.

–Hace escasos días Fernando Martínez valoraba los resultados de las generales, ¿no teme que pase factura en las municipales una resaca de confianza?

-Hemos tenido unos resultados fantásticos y Fernando ha sido atrevido porque es muy positivo, pero en el ámbito municipal hay otros aspectos como el conocimiento de los candidatos y puede que haya ciudadanos cansados de elecciones. Bajo mi óptica, las generales nos da ánimo. Alas.

La candidata socialista, en la azotea del Ayuntamiento y la Alcazaba, de fondo La candidata socialista, en la azotea del Ayuntamiento y la Alcazaba, de fondo

La candidata socialista, en la azotea del Ayuntamiento y la Alcazaba, de fondo / Rafa González

–¿Es de las que piensan que la extrema derecha ha logrado movilizar a la izquierda?

-Es lamentable que después de 40 años de democracia nos encontremos con la verdadera derecha, que estaba dentro de la derecha, y peligre el estado de bienestar y determinados derechos después de la larga lucha.

–Susana Díaz hacía referencia al “trifachito”. ¿Qué dicen las encuestas del PSOE?, ¿llegará al Ayuntamiento de Almería?

-Espero que los almerienses lo tengan presente el 26M. Si pactan las tres derechas para gobernar, se va a notar. Las decisiones del Ayuntamiento estarán condicionadas a la ultraderecha. ¿Queremos retroceder o avanzar?

–Ramón, la confianza...

-La confianza la ha tenido estos cuatro años y, Ramón, ha dejado mucho que desear. Ha habido cuatro remodelaciones, como si no estuviera cómodo, y eso no te deja avanzar, trabajar. Simplemente hay que darse una vuelta por la ciudad y ver cómo está. Falta de mantenimiento y limpieza, y todos los servicios esenciales prácticamente privatizados. Solo (ríe) falta Protocolo.

–De alcanzar la Alcaldía, ¿habría rescate de servicios?

-Lo haríamos por el interés general de una buena prestación y porque generaríamos empleo. Los servicios se les da a una empresa sin otro criterio que el precio más bajo, y los mismos trabajadores se quejan de condiciones y medios deficitarios. Y desde el Ayuntamiento no se está haciendo control y seguimiento a estas empresas cuando más del 50% del presupuesto municipal va a esas concesiones.

–¿Qué servicios quiere rescatar?

-Hay que analizarlo. Hay contratos que van a finalizar como parques y jardines. Igual, haciendo números, interesa. Soy una defensora de lo público. Vícar tiene todo gestionado desde lo público y forma a los parados para luego contratarles.

–Adriana, con A de Almería... ¿Cómo cree que sería como alcaldesa?

-Soy una persona excesivamente responsable. Hasta el extremo. Mi madre dice que las Adrianas somos tercas, pero no. Es la preocupación por las cosas bien hechas. Soy la mayor de seis hermanos, y el sentido de la responsabilidad lo llevo en el ADN. Y eso me llevará a gestionar de forma debida el dinero público. Sería muy exigente con mi equipo y responsable con el dinero público. Hay que ser exigente en el control, transparente en la gestión y, sobre todo, que se haga desde la participación. Nuestro proyecto es participativo y colaborativo. Esto es: hay que llevarlo a la práctica de la mano de los vecinos, con todas las propuestas que nos han trasladados los colectivos, desde lo mínimo a lo máximo. Cada barrio tiene una actuación singular para que los vecinos se sientan orgullosos de donde viven y que dejen de estar aislados. El mismo aislamiento de Almería con el resto de provincia, lo tenemos dentro, entre los barrios. Queremos romper con ese aislamiento e integrarlos.

–¿Puche, Los Almendros...?

-La degradación no se queda en estos barrios, que siempre han estado en la marginalidad. Ahora te encuentras zonas como El Tagarete, La Esperanza, el Barrio Alto, Colonia de Los Ángeles o 500 Viviendas tan abandonados como los otros. No hay mantenimiento, sino falta de compromiso. Los barrios necesitan planes de actuación y que la ciudad sea compacta, sin barrios totalmente atomizados. El ministro Guirao me lo decía, que esta tenía que ser nuestra primera tarea, y lo haremos.

–Ha presentado el ‘Indalo’ del PSOE, generando el cachondeo de los memes...

-No es la forma Indalo. No se entendió. Nuestra propuesta, que sería el arco del Indalo, es una circunvalación desde el Puche hasta Pescadería-La Chanca y conectar los barrios del norte con la autovía. Las arterias, que ahora están sobrecargadas, quedarían despejadas para hacer espacios amables, bulevares. La carretera de Ronda quedaría con un único sentido, más permeable, y con aceras más anchas y arbolado.

–¿Cómo se puede hacer un centro urbano consolidado verde?

-Almería tiene determinadas zonas verdes sin valorar. Del parque Nicolás Salmerón, siendo BIC, nos llegan muchas quejas por las ratas, la iluminación y la limpieza. Y el parque La Molineta es uno de nuestros principales proyectos junto con esa ronda norte. Y pondremos arboles en las avenidas, corredores verdes con sombra en Obispo Orberá, avenida Pablo Iglesias, Santiago, Padre Méndez... Queremos recuperar el arbolado y quitar esa alfombra de rafia.

–¿Se refiere al césped artificial?

-La moqueta artificial es muy contaminante y retiene mucho el calor. ¿Cómo se les ocurre cuando hay que estar sensibilizado con el cambio climático?

–El turismo es pilar económico de la capital, ¿qué tiene pensado el PSOE?

-El turismo sostenible tiene que desarrollarse. El Ayuntamiento está haciendo acciones, pero puntuales, no un turismo de calidad cuando Almería tiene un potencial enorme. Uno de los ejes de nuestro proyecto Almería, Puerta al Mediterráneo, es la sostenibilidad con un plan certificado internacionalmente por la Unesco con fondos. Hay que lograr una identidad propia, como Bilbao con el Guggenheim. Almería no posee esa seña cuando tenemos Cabo de Gata como entrada y patrimonio, nuestras raíces árabes, con las que poder sentir orgullo de ciudad arabesca como Córdoba y Granada. Trabajando con otras administraciones, como la Junta, podemos ser también referente cinematográfico. Un filón. Y hay que aprovechar la capitalidad gastronómica, porque tiene que haber un después de 2019.

–Por mucha oferta turística, sigue existiendo el freno de las comunicaciones, ¿qué puede hacer el Ayuntamiento?

-Hemos dado un paso de gigante desde que el ministro Ávalos licitara los tramos del AVE. Hay que trabajar sobre los precios prohibitivos del avión y lograr subvencionar el vuelo a Madrid. Almería también tiene un problema de comunicaciones del área de metropolitana, no hay trenes de cercanías y hay que buscar mayor fluidez. Greenpeace nos ha presentado autobús con forma y capacidad de tranvía, y con energías renovables.

–Habla de raíces arabescas, ¿cómo afloraría el casco histórico?

-Con un plan de movilidad, todo el centro histórico cerrado al vehículo y dándole vida. Las viviendas vacías ofrecerles a los jóvenes, que no sea una zona sin gente en la calle. El casco histórico se está llenando de terrazas y bares, lo que faltan son comercios.

Adriana Valverde explica su percepción sobre el Puerto-Ciudad Adriana Valverde explica su percepción sobre el Puerto-Ciudad

Adriana Valverde explica su percepción sobre el Puerto-Ciudad

–¿Contemplan ayudas a la apertura de negocios?

-Es una de nuestra líneas del desarrollo y empleo. No salimos de la barrera de 20.000 y 18.000 parados y muchos de ellos son del casco histórico y Pescadería-La Chanca. Necesitan planes de integración y empleo. Con las ayudas de la Junta se podía haber hecho perfectamente el mantenimiento y la dignificación de espacios, dedicando la contratación de parados a la limpieza, ajardinamiento... Y si no hay fondos andaluces, lo haremos con los propios municipales.

–La imagen que ofrece el casco histórico al turista...

- Abandono (responde sin terminar la pregunta). Lo primero sería identificar a los propietarios dentro de un plan de dignificación del casco histórico y si el propietario no puede, que sean los parados de larga duración los que encalen las fachadas. Es una zona muy singular para la que también hay fondos europeos y, quitando el tráfico, se gana en accesibilidad. Se habla también mucho del Puerto-Ciudad, pero no integra al casco histórico.

–¿Si la integración es justo el objetivo?

-Del Puerto-Ciudad nos han dado a conocer poquísimo, solo que el Ayuntamiento ha pagado a la Fundación por el famoso Máster Plan y nos trasladaron unas imágenes sin explicar realmente qué se va hacer. Sí se visualizó en esas pocas imágenes que no integra la ciudad. Se traslada el Puerto y se liberan 54 hectáreas. Parece un pelotazo inmobiliario. El Puerto y su conexión con el ferrocarril es esencial, así como que el casco histórico esté integrado. Para nosotros, el Puerto-Ciudad es un epígrafe dentro de un macroproyecto de ciudad con un modelo muy distinto al del PP. No sé cuál es esa letra menuda y, teniendo en cuenta, además, que el Puerto de Almería es un puerto internacional y la Autoridad Portuaria es autónoma, lo que nos están contando es una milonga.

–¿Cómo se puede conjugar el desarrollo de las grandes superficies y la tienda de siempre?

-Somos defensores a ultranza del comercio de proximidad. No podemos ir en contra de las grandes superficies, que generan el empleo, y hay que apoyarlo, pero se pueden aprovechar las tasas para revertirlas en el comercio de proximidad. Esa propuesta ya la llevamos a Pleno, y el PP no le ha hecho ni caso.

Adriana Valverde en su mesa de despacho del Grupo Municipal Socialista Adriana Valverde en su mesa de despacho del Grupo Municipal Socialista

Adriana Valverde en su mesa de despacho del Grupo Municipal Socialista / Rafa González

–Los huevos de Manolo...

-(Risas) Se buscó un nombre popular. No pensamos nunca en el doble lenguaje, nos dimos cuenta después.

–No me lo creo...

-No, no, de verdad. Nos han criticado por ese sesgo machista, pero me siento orgullosa de los buenos resultados de la campaña. El objetivo era poner el foco, además de apoyar al comercio, en que tienen que unirse y poner en marcha una plataforma de ventas. Buscar la unión .

–¿Como en el Mercado Central?

-Tienen un problema gordo. El Ayuntamiento ha de tomárselo en serio y trabajar en ponerles de acuerdo y sacar una plataforma de venta y de distribución. El peluquero, el carnicero y el frutero son las personas de mayor fidelización, y con el cambio social de la mujer, deben verlo como una oportunidad y no estancarse en las diferencias internas.

– ¿Como en el PSOE?, porque batalla, ha habido.

-Ha habido momentos duros, lo tengo que reconocer. Sufres desgaste y yo eso no lo conocía. Pero ha pasado, y estamos todos en piña y aglutinados en un mismo proyecto.

–Son ustedes en el PSOE muy escandalosos con las disputas ‘internas’...

-Es cierto que no tenía que haber salido al exterior, hay estatutos y reglamento, y también hubo interés porque eso sucediera, pero es un capítulo cerrado.

–Se ha encontrado como portavoz de la oposición sin equipo propio, ¿qué hay de Adriana en el de la candidatura?

-Nuestro reglamento permite que el candidato proponga y la Ejecutiva, acepta o no. Se han aceptado la mayoría de los compañeros que propuse y con las primarias tenemos un equipo preparado para gobernar.

–¿Cómo es su equipo?

-Me encanta, polivalente y muy potente cada uno en su campo, desde profesores, médicos, funcionarios, abogados, arquitectos, personas del sindicalismo, agricultores... Es multidisciplinar y muy potente, y no le van a venir grandes los problemas de ciudad que surjan. Vienen sin mochila y con una gran experiencia. Y tienen luego donde volver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios