Almería

Almería analizará sus edificios para hacer frente a terremotos

  • Los colegios de arquitectos de Granada y Almería trabajarán juntos en un plan pionero a nivel nacional

  • Un programa informático incorporará tipologías de edificios de la provincia y se les aplicarán 'sacudidas'

  • El objetivo es hacer un 'mapa' de resistencia e incorporar los datos en los planes de emergencia

El proyecto Incrisis ha estudiado el fondo del Mar de Alborán durante 2016. El proyecto Incrisis ha estudiado el fondo del Mar de Alborán durante 2016.

El proyecto Incrisis ha estudiado el fondo del Mar de Alborán durante 2016. / diario de almería

Almería ha sido duramente castigada por los terremotos a lo largo de su historia. Localidades como Vera o la misma capital han tenido que ser reconstruidas tras seísmos que han superado los 10 grados de intensidad. En esta escala, la peligrosidad sísmica de la provincia está entre VI y VII grados, mientras que en valores de aceleración es de 0,19 G en roca. El oriente de Andalucía es, por tanto, la zona con mayor riesgo de terremotos (y de mayores proporciones) de toda España. En un periodo de retorno de 475 años, según el Plan de Emergencia de Riesgo Sísmico en Andalucía, la provincia de Almería no estaría libre de experimentar una sacudida que alcanzara los 8 grados. De hecho, tras el terremoto sufrido en enero de 2016, sentido con fuerza en Almería, Granada y Málaga, y que produjo heridos en la costa norte de África, las placas Eurasiática y la Africana se acercaron en 1 mm según los expertos.

Los planes de emergencia en caso de sismos están coordinados por la Junta de Andalucía y estos se han actualizado en las últimas fechas tras los continuos movimientos de tierra. Pero no vale solo con teorizar sobre las repercusiones sobre los terremotos, el trabajo de campo puede ir más lejos si se lleva a cabo un estudio previo de las edificaciones de una zona para saber como actuar exactamente en cada caso. En ello trabajan los colegios de arquitectos de Almería y Granada conscientes de la importancia que tiene la prevención de los efectos de la acción sísmica, tanto en la actividad normal del desarrollo urbanístico en sus ámbitos como la actuación posterior para el caso de un sismo de magnitud media o alta, han firmado un convenio de colaboración que abren al resto de la sociedad y que reciben el apoyo de los bomberos de Granada y, seguramente, en las próximas fechas se adherirán los de Almería. El objetivo es que los profesionales cuenten con herramientas de fácil uso que permitan el análisis previo y posterior de las estructuras dañadas con el fin de identificar de forma inmediata la actuación de los grupos de protección civil, bomberos y sanitarios para este supuesto. Se trata de que de una forma sencilla se pueda estimar la evaluación de las estructuras dañadas.

Es un proceso complejo que tiene como fin estudiar el análisis sobre el comportamiento y respuesta de determinados modelos estructurales de los edificios frente al sismo, en cuanto al carácter preventivo de la peligrosidad que entraña la vulnerabilidad de las construcciones y una vez sucedido el terremoto, incluyendo las condiciones de accesibilidad a los inmuebles para la evaluación de los mismos y evacuación de las personas. Los trabajos serán coordinados por el arquitecto, colegiado de Almería, Justo Rico Amat. El trabajo podrá ser introducido en los planes de actuación a través de la Mesa de Intervención en la que está sentado el colegio.

Los Colegios de Arquitectos de Granada y Almería programan esta actuación en el marco de las funciones estatutariamente encomendadas, y en la línea ya emprendida de organización de jornadas informativas y técnicas tras los últimos indicadores de actividad sísmica intensa, todo ello en el marco de la colaboración con las administraciones públicas de tutela en materia de protección civil derivado de las situaciones y planes de emergencia en caso de riesgo sísmico.

"Este es un proyecto pionero a nivel nacional que desarrollamos conscientes con el grado de sismicidad del sureste de la península", explica Javier Hidalgo, decano del Colegio de Arquitectos de Almería. "Hay que concienciar a la sociedad de que en nuestra zona existe un riesgo alto de sufrir un terremoto importante", subraya Justo Rico.

La firma de este convenio traerá contigo la creación de tres grupos de trabajo. El primero de ellos trabajará en el análisis comparativo de la normativa sísmica con la normativa Italiana, Argelina y mexicana (o las que se sugiriesen) al objeto de elaborar un estudio comparativo que se pondría en correlación con la experiencia en los ámbitos. El segundo de los grupos se encargará de la modelización de estructuras tipo de edificios existentes en los núcleos urbanos de Almería y Granada analizándolos con los espectros probables de sismos en nuestra región. Un tercer grupo analizará las posibles medidas preventivas sobre el patrimonio inmobiliario, tanto sobre elementos ornamentales como en las actuaciones de reforma, elaborando también unas recomendaciones para la ITV de los edificios.

El primer paso será realizar una charla coloquio en Almería y en Granada en la que se presentaría una recopilación de información sobre conocimientos básicos de riesgo sísmico y se daría una explicación sobre la misma. Se pretenden adaptar los conceptos básicos de la dinámica de estructuras aplicada a las construcciones civiles, enfocada desde un punto de vista numérico. El acuerdo está dirigido a los profesionales interesados (colegiados), con el fin de realizar un regreso de sus conocimientos en la materia y una actualización al estado actual del "arte" en la materia del análisis estructura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios