Almería

Almería capital pierde por segundo año consecutivo habitantes

  • Baja de los 200.000 habitantes. Los datos del censo agrían el debate plenario hasta el punto de que el PSOE pide la dimisión del concejal de Economía

El alcalde y el concejal de Economía en el Pleno ordinario celebrado por la Corporación

El alcalde y el concejal de Economía en el Pleno ordinario celebrado por la Corporación / Rafa González

La revisión del Padrón ha dejado un mal sabor de boca entre los asistentes al Pleno ordinario celebrado por el Ayuntamiento de Almería. La capital pierde por segundo año consecutivo habitantes y se aleja de los 200.000 residentes al tener que dar de baja en el censo a casi 1.500, cuestiones de cifras que ha desembocado en un agrio debate político en el que la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Valverde, ha llegado incluso a pedir la dimisión del concejal de Economía, Juan José Alonso.

A 1 de enero de 2022, los ciudadanos inscritos como residentes en la capital almeriense alcanzan el número de 199.774, de los cuales 102.342 son mujeres y 97.432 hombres. Con respecto al pasado año, son 1.496 personas censadas menos, una tendencia a la baja iniciada en 2020 con la pérdida de medio millar de inscritos en el Padrón.

Según el concejal de Economía, este descenso se debe a que los ciudadanos extranjeros están obligados a inscribirse cada cinco años y, el pasado año, a los fallecimientos a consecuencia de la COVID-19, centrando los números Alonso en el crecimiento experimentado por la capital en los últimos 20 años, periodo durante el que la ciudad ganó 26.000 habitantes, y en la última década, con 10.000 residentes más. Pero no le sirvió al representante del PP estos argumentos para bloquear las críticas de la oposición por parte de Ciudadanos y, especialmente, del PSOE que, tras considerar preocupante esta tendencia, se inclinaron por analizar las causas.

La portavoz socialista hizo un despliegue de índices sobre la renta por cada habitante, el desempleo o la pobreza infantil para concluir que “Almería es una ciudad estancada” y “una ciudad donde no es atractivo vivir”. El principal problema, desde el punto de vista del PSOE, es el precio de la vivienda, motivo por el que Valverde volvió a solicitar al equipo de gobierno un viraje en la política de vivienda pública con precios más asequibles que frenen la huida de jóvenes a otros municipios, así como arbolado o una mayor apuesta por la movilidad sostenible.

“Le pido al alcalde que el próximo año junto a la aprobación del censo de la población incluya en el orden del día del Pleno el debate sobre el estado de la ciudad”. Esta simple frase de Alonso levantó ampollas en la bancada del PSOE por su “frivolidad”, motivo por el cual Valverde le pidió al concejal del PP abandonar su cargo.

La respuesta del alcalde fue inmediata quien calificó de “inédita” esta solicitud, reprobando la “visión catastrofista” expuesta por Valverde ante una ciudad que Fernández-Pacheco en la que “se vive estupendamente y poblada de gente estupenda”, que el regidor consideran que contemplan a Almería como “una gran ciudad”.

La intervención del alcalde puso punto final al debate y, sin posibilidad ya de respuesta, los grupos políticos y concejales no adscritos procedieron a aprobar por unanimidad los datos censales de la capital almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios