Almería

Almería aún no tiene suelo cedido para la integración del Puerto

  • Bloqueada desde hace un año la entrega de los casi 84.000 metros cuadrados desde el muelle de Levante a San Miguel. No obstante, se trabaja en los anteproyectos

Vista panorámica de parte de los terrenos solicitados por el Ayuntamiento para el proyecto Puerto-Ciudad.

Vista panorámica de parte de los terrenos solicitados por el Ayuntamiento para el proyecto Puerto-Ciudad.

Prácticamente ha transcurrido un año completo desde que el alcalde de Almería solicitara a Puertos del Estado la cesión de los suelos necesarios para hacer realidad la aspiración de integrar el Puerto a la ciudad, sin que la entrega de los cerca de 84.000 metros cuadrados enmarcados por el muelle de Levante y San Miguel se haya podido hacer efectiva. Se encuentra aún bloqueada por aludidos problemas jurídicos, que permanecen sin resolver. Aunque se trate de un paso fundamental, por el momento, no está suponiendo un freno al Máster Plan, puesto que se continúa trabajando a nivel de anteproyecto, si bien el tiempo avanza.

Fue el 13 de septiembre del pasado año cuando el alcalde hacía pública la aprobación en Junta de Gobierno la solicitud de cesión directa y gratuita de todo el frente marítimo objeto de actuación, lo que le permitirá, según explicaba entonces Ramón Fernández-Pacheco, la puesta en marcha “cuanto antes” de las obras y ofrecer un uso social a este litoral que permanece bajo las competencias portuarias.

Puertos del Estado rechazó la cesión de suelo planteada por el Ayuntamiento de Almería para poder iniciar la licitación de las obras que, desde el muelle de Levante hasta San Miguel, están programadas dentro del Máster Plan del Puerto-Ciudad. La negativa “no es una cuestión de voluntad, sino de inconvenientes jurídicos” que, desde el mes de marzo, están tratándose de resolver, según explicaba hace seis meses la concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella.

Los técnicos buscan fórmulas alternativas que solventen las pegas jurídicas encontradas a la solicitud municipal, pero el panorama para este, calificado por el regidor “paso fundamental”, sigue siendo el mismo con la salvedad de la existencia de reticencias políticas a la hora de manifestarse sobre la marcha de las negociaciones o de la posibilidad planteada meses atrás de arbitrar un convenio demanial para la obtención de los 83.875 metros cuadrados que el Ayuntamiento había acordado que pasen a ser propiedad de la ciudad, en lugar de espacios industriales y portuarios, lo que permitirá la reapropiación social de los mismos.

Así que la solicitud de suelo, que se calculaba que en enero podría estar cumplimentada la tramitación legal exigida, consiste, tal y como estaba planteada el pasado año, en una cesión temporal, con un plazo fijado en 50 años, que le permite al Consistorio ocuparse de la licitación de las obras, mientras que el Puerto redacta los proyectos, a la par que buscar la financiación oportuna en las administraciones públicas, como la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

La indisponibilidad del suelo no está suponiendo, por el momento, un freno a esta transformación de futuro de la capital, ya que el Puerto sigue trabajando en los anteproyectos, si bien la demora prolongada podría conllevar el indeseado parón.

De hecho, la Autoridad Portuaria de Almería (APA) adjudicaba en diciembre, y por un plazo de siete meses, la redacción del ‘Proyecto de ampliación y adecuación del Muelle de Levante para Tráfico de Cruceros y Recuperación Ambiental del Frente Marítimo de la Zona de las Almadrabillas en el Puerto de Almería, que incluye la recuperación del Cable Francés o la transformación del viejo dique un espacio multifuncional que potencie el tráfico de cruceros y se abra a la ciudad con instalaciones de ocio, comerciales, culturales y dotaciones administrativas, que permitan su uso continuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios