Tribunales

Ana María deja otra vez la cárcel para enfrentarse a los forenses

  • La madre de Sergio y presunta asesina del niño depende de su estado mental para ser imputable

Los tíos de Sergio estuvieron toda la mañana a la espera de noticias en la puerta de la Ciudad de la Justicia. Los tíos de Sergio estuvieron toda la mañana a la espera de noticias en la puerta de la Ciudad de la Justicia.

Los tíos de Sergio estuvieron toda la mañana a la espera de noticias en la puerta de la Ciudad de la Justicia. / D.A. (Almería)

¿Sabía Ana María Baños lo que hacía cuando, presuntamente, acabó con la vida de su hijo Sergio? La pregunta no es baladí pues dependiendo de si era capaz de reconocer la realidad sin problemas o de si sus capacidades cognitivas o volitivas estaban totalmente anuladas dependerá si es imputable o no. Esto es, que se la pueda acusar en un procedimiento penal que desemboque en un juicio con jurado popular, que en el caso de declararla culpable podría desembocar en una pena de prisión permanente revisable, o si acabaría en un centro penitenciario psiquiátrico.

Por ello, la juez Ana Belén Vico, titular del Juzgado de Instrucción 3 de Almería, responsable de la instrucción de la causa que se sigue contra Ana María por asesinato y atentado a agente de la autoridad, acordó que este jueves fuera sometida a una exploración psiquiátrica por parte de los forenses del Instituto de Medicina Legal de Almería. Nuevamente, la mujer era conducida desde el centro penitenciario El Acebuche hasta la Ciudad de la Justicia de la capital almeriense, en cuyos calabozos ingresaba a primera hora.

Sobre las diez de la mañana era trasladada a las dependencias del Instituto de Medicina Legal, que abandonaba un par de horas más tarde. Lo ocurrido allí no ha trascendido, ni siquiera si finalmente se llevó a cabo o no la exploración psiquiátrica, si bien ésta no dejaría de ser sino una más de las pruebas para determinar el estado mental de la investigada que tendrá que ponderar la juez Vico.

La familia del padre del pequeño niega que tenga ningún tipo de problema psicológico

De hecho, ya ha interesado al Juzgado de Primera Instancia 8 de Almería que remita testimonio del procedimiento por el que se acordó el ingreso involuntario en la Unidad de Salud Mental del complejo hospitalario de Torrecárdenas de Ana María B.L, quien. estuvo ingresada durante nueve días el pasado mes de julio, tras lo que recibió el alta médica con prescripción de tratamiento farmacológico.

La familia del padre del niño niega que Ana María B. L. tuviera ningún tipo de problema psicológico. Así lo afirmaban los abuelos del pequeño, Juan Fernández y Gádor López, el pasado 28 de octubre tras la suspensión de una vista por presuntas coacciones al abuelo.

Antes de esta diligencia médica, se llevaron a cabo los días previos además diferentes testificales en el Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, que sigue la causa contra la investigada, de forma que ante la juez Vico han podido prestar declaración personas como la expareja sentimental del padre de Ana María B. L., que alertó a la Guardia Civil después de que la investigada se personase en su domicilio de Las Norias de Daza, en El Ejido, con el cadáver del niño en el coche.

Por el momento, continúa el secreto sobre las actuaciones, por lo que no ha trascendido el contenido de dichas testificales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios