Almería

Analizan un posible caso de coronavirus en un joven almeriense que viajó a Milán

  • Las pruebas se han enviado al Hospital Clínico San Carlos de Madrid y en horas se podrían tener los resultados

Análisis de pruebas. Análisis de pruebas.

Análisis de pruebas. / EFE

El Hospital Mediterráneo de Almería está a la espera de los resultados que deriven del análisis que se le ha realizado a un joven almeriense que en días pasados estuvo en Milán, regresó el pasado lunes, y que tras notar ciertos síntomas característicos del coronavirus acudió a recibir atención médica.

En este momento, el análisis realizado se ha trasladado al Hospital San Carlos de Madrid. Cuando las pruebas estén finalizadas, se podrá afirmar o descartar si el joven almeriense padece la enfermedad.

El joven se encuentra estable según ha podido conocer Diario de Almería.

Anterior caso negativo

El pasado 26 de febrero, tras someterse a análisis, se descartó que un paciente sospechoso estuviera contagiado de coronavirus en Almería. El transportista de 42 años procedente del norte de Italia no tenía la enfermedad. Aún así permaneció ingresado y asilado por los síntomas que padecía desde el martes por la tarde, cuando en el Hospital Universitario Torrecárdenas se activó el protocolo. Las pruebas pertinentes para confirmar si estaba o no contagiado se analizaron en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, el centro de referencia en esta zona de Andalucía para confirmar los posibles casos de coronavirus.

Sin mascarillas en la provincia

Tutoriales para fabricar de forma casera mascarillas que puedan, o no, prevenir el contagio al coronavirus no es de extrañar que empiecen a circular por internet. Ya lo hicieron hace seis años cuando la crisis del ébola y ante el pánico de poder contraer la enfermedad sobre la que poco se sabía y no había un medicamento de cura específico.

La alta demanda de este tipo de artículos se ha incrementado de forma exponencial en los últimos días en la provincia de Almería donde las farmacias se han quedado completamente desbastecidas de cualquier tipo de mascarillas, no ya solo de las que parece que en un momento dado pueden prevenir de forma más eficiente por llevar los denominados filtros FP3, sino incluso las más básicas que son de un material similar al papel.

Y también establecimientos como Leroy Merlin y Bricodepot, que las venden para determinadas profesiones como es el caso de pintores, carpinteros u otros, cuyo uso es diario, ayer mismo lucían sus estanterías completamente vacías y sin reposición. “No nos quedan y no sabemos cuándo podremos reponer”, es lo que comentaron en ambos comercios el personal de atención al cliente. Es la misma respuesta que los almerienses están recibiendo desde hace semanas, pero más drásticamente desde el lunes, en las farmacias y parafarmacias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios