Almería

La Armada custodia la isla de Alborán, una zona geoestratégica fundamental

Infantes de marina realizan las labores de puesta a punto de embarcaciones. Infantes de marina realizan las labores de puesta a punto de embarcaciones.

Infantes de marina realizan las labores de puesta a punto de embarcaciones. / javier alonso

Un destacamento naval de once personas custodia en turnos de 21 días la isla de Alborán, un trozo de tierra de apenas 600 metros de longitud por 270 en su parte más ancha fundamental como punto de interés geoestratégico para el control del tráfico marítimo entre el Mediterráneo y el Atlántico, con el que soñarían contrabandistas y narcos, que también genera otros intereses económicos derivados de la riqueza de unos caladeros que serían esquilmados por los países del norte de África. La isla pertenece administrativamente a la capital almeriense, en concreto al barrio de Pescadería, pero es la Armada la que asume la tutela con la función, además del control del tráfico marítimo (zona por la que navegan cada año más de 80.000 pesqueros y mercantes), de proteger la reserva natural y preservar la soberanía nacional. El drama de la inmigración ha convertido al destacamento naval en la isla de la esperanza, a la que llegan cada vez más pateras con graves problemas de flotabilidad e incluso se han vivido naufragios, el último en abril con tres fallecidos. La presencia de la Armada es fundamental para la preservación de su biodiversidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios