Almería

El Ayuntamiento cede dos locales a la Asociación de Amigos del Ferrocarril para la ampliación de su actual sede como museo

  • Propiedad de la Empresa Municipal ‘Almería XXI’ y con una superficie total de 133 m2, los inmuebles son colindantes al local cedido a Asafal en 2015 en la zona de La Pipa

El alcalde visita la sede de ASAFAL El alcalde visita la sede de ASAFAL

El alcalde visita la sede de ASAFAL

El Ayuntamiento de Almería, a través de la Empresa Municipal ‘Almería XXI’, cederá a la Asociación de Amigos del Ferrocarril (Asafal) dos locales que permitirán la ampliación de su actual sede, ubicada en la calle Tauro, en la zona conocida como La Pipa .

Así lo ha acordado el Consejo de Administración de la Empresa Municipal, reunido hoy con carácter extraordinario, y presidido por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, “respondiendo a la petición cursada por la Asociación de Amigos del Ferrocarril, interesada en seguir ampliando el museo ferroviario en el que han convertido sus dependencias”, ha explicado el consejero delegado de Almería XXI, Miguel Ángel Castellón.

Con una superficie total de 133 metros cuadrados, los dos inmuebles propiedad de la Empresa Municipal son colindante al local de 165 metros cuadrados cedido a Asafal, también por el Ayuntamiento en 2015, “permitiendo la comunicación y ampliación de sus actuales dependencias”, ha argumentado Castellón.

De esta forma, Asafal vendrá a duplicar sus actuales instalaciones, ocupadas por un museo ferroviario, biblioteca y archivo documental, una pequeña oficina, una zona de taller de modelismo, además de maquetas, completando las dimensiones de un local “completamente lleno y que se ha quedado pequeño”, justifica en su escrito la asociación.

De acuerdo con la petición realizada la ampliación de sus actuales instalaciones permitiría “la incorporación al museo ferroviario de material que, por falta de espacio, disponen en la zona de talleres de la estación, objetos, señales, incluso archivo documental de vías y obras del siglo pasado, fondos museísticos que, en un futuro, podrían ser objeto de exposición y visita por parte de colegios, colectivos vecinales...”, argumentan.

Castellón ha querido significar con esta nueva cesión el “apoyo” a las actividades y labor que desarrollar este colectivo “en defensa y fomento de la cultura y la historia del ferrocarril”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios