Gota fría

El Ayuntamiento pide informes sobre por qué el túnel del Tryp no se balizó a tiempo

  • Libera una partida de 8.000 euros para contribuir con los gastos de repatriación del fallecido

El alcalde durante una visita a invernaderos afectados por el temporal El alcalde durante una visita a invernaderos afectados por el temporal

El alcalde durante una visita a invernaderos afectados por el temporal

El Ayuntamiento de Almería ha encargado una serie de informes para determinar los motivos que habrían impedido balizar el túnel en el que un hombre identificado como Cheik T.K., de 45 años, falleció el día 13 después de haber quedado atrapado con su vehículo por el agua que se acumuló en el paso subterráneo de Los Molinos a consecuencia de las fuertes precipitaciones.

Entre otros aspectos, desde el gobierno local se quieren determinar dos asuntos concretos: por un lado, los motivos por los que no se ejecutó con anterioridad la orden dada "horas antes" --ya con el preaviso de alerta por temporal-- de cerrar el acceso al paso subterráneo, y por otro lado, si el sistema de evacuación con el que cuenta el túnel, que también funciona como balsa de tormentas, respondió correctamente.

Fuentes municipales han explicado a Europa Press que se han solicitado informes en torno a una decena de diferentes profesionales relacionados con el plan de emergencias para determinar de forma precisa y pormenorizada las actuaciones realizadas y las órdenes impartidas en cada momento, con el objetivo de tener un relato fidedigno de lo ocurrido.

A través de los datos que se obtengan sobre la precisa actuación de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil, se pretende poner coto a las diferentes versiones ofrecidas sobre el incidente y concretar en el tiempo la secuencia de hechos.

En este sentido, las autoridades locales han afirmado que pretenden ser muy meticulosas antes de depurar cualquier tipo de responsabilidad, en caso de que se apreciaran negligencias por estos hechos, sobre los que también trabaja la Policía Judicial.

A la espera de conocer detalles, desde el Ayuntamiento han descartado en buena parte la primera versión que se ofreció de los hechos, en la que el propio alcalde, Ramón Fernández-Pacheco (PP), explicó a raíz del relato que le hicieron llegar los profesionales que "mientras se estaba balizando el túnel" un coche accedió a "gran velocidad" sin que hubiera atendido a las señales que se le habían efectuado por parte de la policía para que aminorara la marcha.

El propio regidor reconoció días después que dicho relato no se ajustaba al "rigor técnico" de la situación, toda vez que testigos de los hechos explicaron que en el túnel no había ni señalización ni agentes de policía, ya que estos llegaron posteriormente avisados por el hermano de la víctima, quien consiguió salir del túnel para pedir ayuda en la Jefatura, ubicada a unos pocos metros.

Otra versión de los hechos, que tuvieron lugar sobre las 5,34 horas de la madrugada, apunta que los agentes habían iniciado las labores de balizamiento del túnel por el acceso este, si bien vieron interrumpida su labor después de que se les ordenase acudir a un aviso de una mujer, que había quedado atrapada en su coche junto a su hijo en una rambla de El Alquián.

La víctima mortal y su hermano habrían entrado en el túnel mientras que los agentes encargados de balizar el acceso eran sustituidos, aunque habrían sido alertados por una agente de paisano, a través de unas ráfagas de luz, para que no entraran al paso subterráneo, según esta misma versión.

De otro lado, desde el Ayuntamiento han apuntado que el equipo de gobierno tiene un "contacto permanente" con los familiares del fallecido, cuyo cuerpo ya les ha sido entregado para darle sepultura después de que le fuera practicada la autopsia en el instituto de medicina legal (IML) de Almería.

En este sentido, desde el Consistorio han confirmado que se ha liberado una partida de 8.000 euros para contribuir a los gastos de repatriación del cuerpo y financiar el traslado del cadáver y de sus cuatro hermanos, quienes viajan a Senegal para el enterramiento.

El Ayuntamiento ha asegurado en cuanto a las medidas de protección con las que cuenta el paso subterráneo, que fue despojado de sus propios sistemas de baliza tras varios accidentes, que se contempla la posibilidad de establecer nuevos sistemas de aviso y control que impidan el acceso al mismo en caso de que sea necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios