Almería

Borbalán ensalza "las bondades de la sociedad ejidense" en su pregón

  • El árbitro internacional destacó "el empuje y dinamismo" de los vecinos, quienes "han sabido crear un porvenir de futuro" Góngora animó a convertir la feria "entre todos, en un punto de encuentro provincial"

Un emotivo pregón, cargado de símil futbolísticos, agrícolas y culturales fue el que pronunció en la noche del miércoles el árbitro internacional, el almeriense David Fernández Borbalán, para dar comienzo a las fiestas patronales de El Ejido en honor a San Isidro. Cientos de ejidenses se dieron cita en el Parque Municipal, donde Borbalán leyó un pregón con continuos elogios a la ciudad y a los ejidenses. Y lo hizo detallando "sus vivencias imborrables" de las que dijo "forman parte de mi identidad como persona, como ser humano y como ciudadano".

Asimismo, propagó "las bondades de una sociedad que ha hecho de este lugar a base de esfuerzo, sacrificio y sudor, un auténtico referente en cuanto a modelo social y de convivencia en un espacio modélico tan multicultural y crisol de verdaderas experiencias".

El pregonero quiso hacer gala de esta tierra al afirmar que ha tenido "el privilegio de nacer en este rincón del sureste español que es Almería y la capacidad grandiosa de conocer El Ejido y sus gentes", así como "sus preocupaciones pero también sus alegrías y sus incertidumbres". Y es que, como explicó, "a través de los sentidos, la imaginación y la observación he tenido la suerte de estimar, valorar y amar todo lo bueno que hace de El Ejido un lugar único a su alrededor".

Borbalán tiró de su 'pasión por el fútbol' en muchos momentos de su pregón para hablar de esos trazos de su vida en El Ejido y de los vínculos que aún mantiene con el municipio. Con una gran sinceridad mostró su "admiración" por el Club Deportivo Ejido, al referirse a su reciente ascenso y al decir que "en escasamente 4 años, desde su fundación, ha conseguido despertar esos sentimientos de unión que hacen de esta ciudad un lugar especial".

Con un símil futbolístico, engrandeció la labor de un club, dirigiéndose al equipo al decir que "habéis colado el mejor gol posible, porque en el césped y tapete verde del estadio de fútbol rodaba todos los domingos una pelota no solo cosida a base de cuero, sino que dicho balón tenía elementos incrustado como la humildad, el sacrificio y el esfuerzo".

Borbalán ensalzó "la capacidad de innovación permanente" de la agricultura local "la evolución social, su solidaridad y la cultura como una verdadera herramienta de transformación y metamorfosis social". Para lo que destacó "el empuje y dinamismo" de los ejidenses, quienes "han sabido crear un porvenir de futuro para toda una sociedad".

El alcalde, Francisco Góngora, también tuvo unas palabras en e acto del miércoles donde definió a Borbalán como "un ejidense de adopción que, a pesar de contar con una brillante trayectoria profesional que ha traspasado fronteras, no ha dejado de ser esa persona cercana, sencilla y humilde que hemos visto crecer profesionalmente en El Ejido".

Góngora quiso aprovechar el saluda de las fiestas para alabar "la cultura del esfuerzo de los ejidenses" y "la implicación" que éstos están teniendo en todos aquellas cambios que está experimentando el recinto y las fiestas patronales. Aludió a que "tenemos por delante días en los que disfrutar de esos momentos de encuentro, festividad, alegría y convivencia". Y con ello, "convertir esta feria en un punto de encuentro provincial cada año", apuntó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios