Almería

Borran en un año 10.000 metros cuadrados de pintadas vandálicas en Almería

  • El Ayuntamiento valora endurecer las multas, pasando del mínimo actual de 120 euros a un máximo de 1.500

Un operario oculta con pintura las pintadas de una fachada

Un operario oculta con pintura las pintadas de una fachada

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento capitalino han borrado en un año pintadas sobre fachadas y elementos del mobiliario urbano, como bancos o farolas, por el equivalente a una superficie total de 10.000 metros cuadrados, según los datos facilitados por la Concejalía de Sostenibilidad Ambiental que valorara, a sugerencia de Ciudadanos, aplicar cambios en la ordenanza al objeto de endurecer las multas, cuyos importes podrían pasar del mínimo actual establecido de 120 euros, correspondiente a las infracciones de carácter leve, al máximo de 1.500 euros de las infracciones tipificadas de graves en dicho texto normativo.

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, se ha mostrado “favorable” a iniciar el proceso para modificar dicha ordenanza añadiendo que, como parte del contrato de la concesionaria, el servicio de limpieza atiende este tipo de actuaciones, llegándose solo el año pasado a limpiarse esos 10.000 m² de pintadas que afectan, en muchos casos, al mobiliario público, además de a las fachadas de edificios, incluso los protegidos por su valor histórico y arquitectónico.

La voluntad expresada por el equipo de gobierno en el último Pleno celebrado por la Corporación es llevar a cabo un plan de choque de limpieza de pintadas, que partirá del casco antiguos para extenderse, de forma paulatina, al resto de los barrios capitalino, tal y como planteaba en su moción Ciudadanos.

Un paso más allá sería la modificación de la actual ordenanza de espacios públicos y recogida de residuos, cuyo artículo 17 está dedicado a las pintadas no autorizadas. Además de elevar la calificación de las sanciones, que pasarían de leves, con multas de 120 a 750 euros, a graves, de 751 a 1.500 euros (las muy graves pueden llegar a alcanzar los 3.000 euros), la propuesta de Ciudadanos también está referida a la penalización a aquellos propietarios de las fachadas afectadas que no actúen con diligencia cuando sean pintadas “xenófobas, racistas e inmorales y vergonzosas”, proponiendo que no sean sancionados en los casos en los que no cuenten con medios adecuados y hayan solicitado el auxilio del Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios