Almería

El Cable Inglés lava sus entrañas como primer paso para el futuro uso público

  • Comienza la transformación como espacio de convivencia de uno de los ejemplos arquitectónicos industriales más importantes de europa · En marcha una actuación que roza los 3 millones de inversión

Comentarios 1

La historia minera e industrial de Almería comienza su transformación hacia un futuro más lúdico y abierto al uso de almerienses y visitantes. Un mes de trabajo sobre el Cargadero del Mineral ya comienzan a ver sus resultados, sobre todo encaminados a reponer y limpiar las entrañas metálicas que se convertirán en uno de los mejores escaparates de la ciudad al mar.

Entre los trabajos ya realizados se resalta el desmontado de parte de elementos metálicos no aprovechables y de los tablones de madera de los cerramientos de las tolvas o depósitos de mineral. Asimismo, se ha actuado sobre los elementos muebles del muelle de carga, donde se ha procedido al desmontado parcial de los mecanismos de elevación y giro de las vertederas metálicas para su posterior recolocación previo tratamiento de saneado, limpieza y protección; además del desmontado parcial de las vertederas metálicas para su posterior recolocación previo tratamiento de saneado, limpieza y protección.

En cuanto a la estructura, se ha procedido al refuerzo de las vigas de los niveles 2 y 3 de uno de los pórticos; al igual que a la limpieza y protección de los elementos metálicos, entre lo que destaca el trabajo realizado a través de un chorro controlado de arena de parte de las superficies de los elementos metálicos, como uno de los principales valores arquitectónicos del antiguo cargadero de mineral El Alquife.

Las obras de la primera fase, adjudicadas a la UTE formada por Jarquil y Tejera, e Ilidexsa, cuentan con un importe de 2.780.543 euros, y tendrán un plazo de ejecución de 14 meses, por lo que se prevé que esta actuación esté finalizada a principios del próximo año. El proyecto de intervención es financiado al cincuenta por ciento por Fomento y el Gobierno andaluz. A propuesta de la Consejería de Cultura, el Ministerio de Fomento lo incluyó con cargo al 1 % Cultural.

El cargadero de mineral El Alquife, situado en la playa de las Almadrabillas de Almería, fue declarado Bien de Interés Cultural, según Decreto 166/1998 de 28 de julio. Conocido popularmente como El Cable Inglés, fue construido por la compañía británica 'The Alquife Mines' entre 1902 y 1904. Esta obra de ingeniería fue concebida para utilizarla como medio de transporte, almacenaje y embarque del mineral procedente de las minas de hierro por vía marítima, uno de los principales aportes económicos de la provincia durante muchas décadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios