Almería

Este ‘Patio’ es una ruina

  • Fragmentos de la cubierta sur caen al suelo cerca de un vecino

  • Los vecinos piden una intervención con celeridad

Entrada sobre la que han caído ladrillos en El Patio. Entrada sobre la que han caído ladrillos en El Patio.

Entrada sobre la que han caído ladrillos en El Patio. / José Campoy

La comunidad de El Patio, en el corazón del barrio de Pescadería-La Chanca, lleva cuatros años sumida en despropósitos. Desde que en enero de 2016 se derrumbara parte de una vivienda y todas las zonas comunes tuvieran que ser apuntaladas por riesgo de desprendimiento, la cosa ha ido a peor.

En la tarde del pasado jueves se desprendieron varios fragmentos de la cubierta sur del edificio, correspondiente a la zona que da a calle Juan Goytisolo.

Los trozos de piedra han caído hacia adentro de la comunidad, justo en la puerta de entrada. La Policía Local y los Bomberos de Almería se han desplazado hasta la zona para acordonarla, con el fin de que si se producen nuevos desperfectos, no haya que lamentar víctimas.

Parte del desprendimiento. Parte del desprendimiento.

Parte del desprendimiento.

“Ha estado cerca de que le caiga a un vecino de la zona, que del susto se ha puesto a llorar al ver el desastre tan cerca”, explica José Campoy, presidente de la asociación La Chanca-Pescadería a Mucha Honra, quien argumenta que con las últimas lluvias, el edificio ha seguido debilitándose. “Si ya estaba en condiciones malas, con el paso del tiempo y las lluvias seguirá a peor. Aquí no se puede esperar para hacer algo, hay que arreglar ciertas cosas ya”, agrega.

Y es que, El Patio, en la actualidad con una falta de higiene manifiesta, presa de ratas en muchas de las viviendas -tal y como afirman los vecinos-, sin buzones para recibir el correo (los han roto y para recibir sus cartas deben desplazarse a San Juan Bosco), con cortes de luz en las casas e incluso sin iluminación exterior durante determinadas épocas del año, había sido un espacio en el que le hubiera gustado vivir a cualquiera.

Dista mucho el panorama actual de El Patio del momento en que se construyó hace ya más de 60 años. Estas viviendas iban a ser concedidas vecinos de la zona con problemas económicos pero al final terminó cayendo en familias de mayor poder adquisitivo. Muchos de ellos eran policías o guardias civiles. Eso ha cambiado con el paso del tiempo.

Techo interior de la zona común. Techo interior de la zona común.

Techo interior de la zona común.

El Ayuntamiento de Almería se acogerá al programa de subvenciones de la Junta de Andalucía para el fomento de la regeneración y renovación urbana y rural. Optará, en concurrencia con otros municipios, a la subvención necesaria que permita abordar varios proyectos en cartera que requieren una solución urbanística y social, definidos dentro de un ámbito de actuación concreto, que en el caso de la ciudad de Almería, y de acuerdo con el trabajo previo que se ha realizado desde la Gerencia Municipal de Urbanismo, se limita al barrio de Pescadería-La Chanca, en el espacio delimitado por la Avenida del Mar, al este; la calle Remo, al oeste; calle Juan Goytisolo, al sur; y los restos de la antigua muralla, al norte.

Con un coste estimado de 1.540.000 euros, la actuación sobre el edificio pretende devolver las zonas comunes del edificio, incluidas fachadas y cubiertas, que son las que presentan peor estado, “a las condiciones de seguridad, salubridad, funcionalidad y ornato mínimas”, lo que a juicio de la concejala de Urbanismo “debe revertir también en una mejora en las condiciones sociales del inmueble”.

Pero mientras todo eso pasa, la degradación sigue su curso. “Esto es un peligro. Gracias a Dios, ningún niño se ha subido en un puntal y ha caído al suelo. Es muy fácil que pase y entonces vendrían las madres mías”, explica un vecino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios